"ETA acaba de comunicar el secuestro de Miguel Ángel Blanco". Esta noticia, que se escuchó en la radio aquel 10 de julio de 1997, cambió la historia de la lucha contra ETA. Todo el mundo - en Ermua, pueblo del capturado - se olvidó que estaban de fiestas, para centrarse en lo que estaba pasando, confiesa Nerea Garrido, prima del edil, en el documental 'El Instante decisivo' de ATRESplayer PREMIUM. Su padre y familiares conocieron la noticia de camino a casa. Algunos por los medios de comunicación que esperaban a las puertas del domicilio.

El concejal del Partido Popular en Ermua había sido secuestrado como señal de venganza, pues nueve días antes se encontró al funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara, tras 532 días secuestrado por la banda. "Después de una liberación siempre cabe una respuesta de rabia de la banda terrorista", reconoce el capitán del Servicio de Información Guardia Civil de Gipuzkoa en 1997, Juan Salom Clotet, en declaraciones al filme.

Sin embargo, en esta ocasión, el pueblo de Ermua abandonó el miedo y mostró su rabia. "No son vascos, son asesinos", gritaban entonces los vecinos de la localidad. Esta misma rabia se extendió por todo el País Vasco. El miedo hacia la banda cesa por completo. Y así lo asegura Ramón Jáuregui, vicelehendakari en 1997: "Todo lo que ellos habían venido haciendo entre el 94, 95 y 97 de acojonar a al sociedad termina".

Cuarenta y ocho horas después de su secuestro, Miguel Ángel Blanco apareció herido de muerte con dos tiros en la cabeza. La historia de esas agónicas horas se cuenta en "El instante decisivo". Un documental original de ATRESplayer PREMIUM, que se estrena el próximo miércoles, a las 22:30 horas en laSexta.