Frialdad absoluta entre el candidato de Más Madrid a presidir la Comunidad, Íñigo Errejón, y la candidata de Vox, Rocío Monasterio, en la celebración del 2 de mayo.

A ambos políticos les ha tocado sentarse uno junto al otro en el acto celebrado en Madrid y no sólo no se han dirigido la palabra, sino que ni siquiera se han mirado, como acreditan las imágenes, muy elocuentes.

Una estampa que recuerda a la protagonizada el año pasado en esta misma celebración por la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y la exministra del PP María Dolores de Cospedal, con la diferencia de que las dos eran del mismo partido, el PP.

Cospedal y Santamaría distanciadas | EFE

A la izquierda de Errejón se ha sentado Clara Serra, su número dos en las listas a la Comunidad de Madrid, que al parecer se ha sentado allí para hacerle compañía, ocupando el sitio que corresponde a Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP.

Por su parte, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha acercado a los candidatos y ha saludado a todos los presentes.