El Ingreso Mínimo Vital promovido por el Gobierno estará listo a partir del mes de mayo, por lo que la renta mínima estará disponible en apenas unas semanas.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que acordaron la medida en una reunión telefónica mantenida tras el Consejo de Ministros del martes, la anunciarán oficialmente mañana, jueves.

Así, el Ingreso Mínimo Vital, que en principio iba a ver la luz dentro de unos meses, estará listo en breve, por lo que no será necesario el denominado Ingreso Mínimo Vital Puente que había planteado el Ejecutivo para paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus hasta que se tramitase el permanente.

Cerca de un millón de hogares

"No será una prestación individual sino que pondrá el énfasis en los hogares y diferenciará según la estructura de estos hogares", ha dicho esa tarde Escrivá, al tiempo que ha señalado que, del cerca de un millón de hogares que han analizado, casi el 10 % son monoparentales por lo que podría beneficiar a casi 100.000 de ellos.

Escrivá ha señalado que esta renta reducirá la pobreza extrema "en cifras altísimas" y que el trabajo de los Ayuntamientos será decisivo en su gestión. El ministro ha informado de que esta renta es "absolutamente" necesario adelantarla para evitar el sufrimiento de los colectivos más vulnerables, que por ejemplo no hacen la declaración de la renta o están en economía sumergida.

Una semana de debate en el Ejecutivo

Ante la situación generada por el COVID-19, el Ejecutivo había acordado con sindicatos y ONG poner en marcha esa medida 'puente' para que las personas más vulnerables contasen con ingresos para afrontar esta crisis mientras se desarrollaba el Ingreso Mínimo Vital permanente. Con la inminente entrada en vigor de este, esa medida provisional no será necesaria.

La cuestión había sido objeto de un intenso debate en el seno del Gobierno de coalición en las últimas semanas: los ministros de Unidas Podemos defendían poner en marcha de forma urgente una renta mínima provisional hasta que estuviese listo el Ingreso Mínimo Vital, en el que estaba trabajando el Ministerio de Seguridad Social más a medio plazo.

Finalmente, ambas visiones parecen haberse congraciado y, según fuentes de Vicepresidencia, el acuerdo se ha alcanzado en las últimas horas tras una reunión telefónica entre Escrivá e Iglesias, que comparecerán juntos para anunciar la medida.

A la espera de que se concreten los detalles en torno a los requisitos de acceso y cuantías de esta prestación, para el Ingreso Mínimo Vital Puente (que ya no será necesario) se planteaba una cantidad de 500 euros al mes (ampliables en caso de discapacidad o hijos a cargo) para personas con ingresos inferiores a los 200 euros u hogares donde la media de ingresos por cada individuo estuviera por debajo de los 450.