Un total de 3.000 personas se han dado cita en un acto convocado por Ómnium Cultural para protestar contra el Consejo de Ministros frente a la Estación de França, en Barcelona. En la concentración también han participado representantes de una quincena de entidades independentistas.

Los asistentes al acto han simulado celebrar un 'Consell Popular de Ministres' en el que se han planteado las principales demandas políticas, económicas y sociales que, a su juicio, reclama la sociedad catalana.

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, se ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha avisado del problema que, según él, tiene el Estado en Catalunya: "Tiene un problema y este problema se llama el 80%".

Ha argumentado que el 80% de la población catalana es contraria a los encarcelamientos de líderes independentistas, a la Monarquía, a "que se persiga a la disidencia" y está a favor de que Catalunya ejerza el derecho a la autodeterminación. Mauri ha ensalzado el pacifismo del independentismo y ha asegurado que esto se ha demostrado en las protestas contra el Consejo de Ministros: "Hemos demostrado que somos un pueblo pacífico y que la única violencia es la del Estado".