La incidencia acumulada continúa su escalada en España, tras semanas en las que no ha parado de encadenar una subida tras otra: este miércoles, asciende a 3127,91 casos de coronavirus por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, tras rebasar la víspera la barrera de los 3.000 puntos.

No obstante, y aunque la incidencia continúa batiendo récords, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmado este mismo miércoles que "la velocidad de crecimiento de esta onda epidémica se ha enlentecido en la última semana".

Ello, en una jornada en que su departamento ha contabilizado un nuevo récord de contagios diarios, con 179.125, así como 125 muertes más por COVID-19 en su último informe, que da cuenta de un total de 7.771.367 casos y 90.508 defunciones por la pandemia desde que estallara la crisis sanitaria hace ya casi dos años.

Continúa subiendo también la presión hospitalaria: en estos momentos hay 17.028 personas ingresadas por COVID-19 en los hospitales, 473 más que el día anterior. Además, el porcentaje de ocupación en las UCI por estos pacientes asciende ya a 23,77%, una subida de 0,27 puntos con respecto al martes.

Así, el impacto de ómicron sigue dejando cifras de contagios sin precedentes, en un momento en que la OMS calcula que más de la mitad de la población europea se infectará con esta variante en las próximas semanas. En este sentido, Darias ha confirmado que ómicron "ya se manifiesta como la variante prevalente en todo el territorio de nuestro país".

Unos contagios disparados que a su vez están causando una ingente cantidad de bajas laborales en múltiples sectores, poniendo en jaque numerosos servicios básicos y llevando a varias comunidades a tratar de agilizar las altas ante el colapso de la Atención Primaria.

En este contexto, el Gobierno prepara un plan para vigilar el COVID-19 como una gripe, sin llevar a cabo un conteo diario, a pesar de que tanto la OMS como la EMA ven prematuro tratar al virus como una enfermedad endémica.

No obstante, Darias ha insistido este miércoles en que "con el tiempo iremos a una endemia" y en que "hay que pensar una modificación de las estrategias actuales". Por ello, la responsable de Sanidad ha avanzado que los expertos elaborarán un plan para llevar a cabo esa "transición", "una vez superada la sexta ola".