Buenas noticias sobre la evolución de la pandemia de coronavirus en España. La incidencia acumulada desciende de los 100 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días por primera vez desde junio, al situarse este jueves en 96,3 (cinco puntos menos que en la jornada anterior).

Fue a finales de junio cuando se llegó a un mínimo de 92, pero si continúa la tendencia podríamos volver a valores que no veíamos desde el verano de 2020, hace más de un año.

Así lo reflejan los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, que suman en esta jornada 4.075 nuevos contagios y 101 muertes, en tanto que la positividad de las pruebas ha descendido hasta el 4,9 %, por lo que ya está por debajo del tope máximo del 5 % al que debe llegar este indicador para controlar la pandemia, según la OMS.

La presión hospitalaria también desciende. En las UCI, el porcentaje de camas ocupadas con pacientes COVID-19 se sitúa en el 11,6 %, mientras que en planta la ocupación se reduce hasta el 3,3 %.

La mayoría de comunidades se sitúan en riesgo medio de contagios -con incidencias entre 50 y 150- y únicamente Asturias (con 31,5 casos) está en riesgo medio -entre 25 y 35 casos-. Ceuta, con 209 casos, está en riesgo alto y Melilla es el único territorio en riesgo extremo (257,2 casos).

Buen ritmo en la vacunación

Por otro lado, la vacunación continúa sumando hitos, y este mismo miércoles superaba el 75% de la población con la vacuna completa, un dato que se sitúa concretamente en el 75,2%.

Así, un total de 35.688.441 personas ya estarían inmunizadas frente al COVID-19 en nuestro país, mientras que 37.341.455 (el 78,7%) habrían recibido al menos una dosis de la vacuna.

"El programa de vacunación sigue desarrollándose muy bien", consideraba la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al respecto, insistiendo en que tres de cada cuatro personas están vacunadas en nuestro país.