Nuevas y terribles imágenes muestran cómo fue el atentado de La Rambla de Barcelona el 17 de agosto de 2019. Se han emitido por primera vez en público este miércoles, durante el juicio en la Audiencia Nacional.

Las grabaciones -que acompañan a estas líneas y de cuya dureza advertimos- fueron captadas aquel día por las cámaras de seguridad situadas en el lugar por donde pasó la furgoneta de los terroristas y muestran la brutalidad del atropello masivo.

Las cámaras de la Guardia Urbana grabaron cómo la furgoneta conducida por Younes Abouyaaqoub -que posteriormente fue abatido por los Mossos- entraba en La Rambla a toda velocidad para a continuación zigzaguear para atropellar al máximo número de personas.

Ante el desconcierto general, vemos en la grabación de las cámaras de algunos locales cómo algunos transeúntes se refugian en los quioscos de La Rambla.

Las cámaras también captaron una escena aún más explicita que, por su crudeza, laSexta ha decidido no emitir. Ocurría justo antes de que un hombre se acercase a la furgoneta y el terrorista emprendiese la huida, como puedes ver en el vídeo junto a estas líneas.

Un testigo presencial recordaba este miércoles ese momento ante la Audiencia Nacional, donde ha narrado cómo el terrorista "se para y mira la escena con cara de satisfacción o de sobreexcitación".

Las cámaras también registraron la entrada del terrorista en el Mercado de la Boquería, cómo lo cruza andando con las manos en los bolsillos y sale por el otro lado.

A continuación, distintos vídeos recogen imágenes de todo el periplo que el terrorista realizó por la Ciudad Condal, corriendo en algunos tramos y caminando en otros, hasta que roba un Ford Focus con el conductor dentro, que posteriormente dejaría abandonado en Subirats con el dueño apuñalado en el interior del vehículo.

A partir de ahí, el vídeo muestra varios avistamientos del terrorista en los días posteriores, hasta que fue abatido cuatro días después de los atentados.