Una Navidad 'de bandera'. El Ayuntamiento de Madrid está ultimando los preparativos de su iluminación navideña con una gran novedad: una bandera gigante de España que recorrerá la ciudad desde la plaza de Neptuno hasta la plaza de Colón, con una extensión de algo más de un kilometro.

La instalación de las miles de bombillas led que componen la bandera comenzó hace unas semanas, pero la primera prueba de iluminación se produjo este martes. Unas luces navideñas que ya han despertado críticas por parte de los ciudadanos, que no consideran que la enseña sea una decoración propia de las fechas. Por su parte, dentro de esta apuesta, el Consistorio instalará una segunda bandera led en el puente de Juan Bravo, sobre el Paseo de la Castellana.

 

La televisión pública regional se hizo eco de la prueba de iluminación, mostrando las primeras imágenes de la bandera que iluminará uno de los principales corredores de la ciudad a partir de finales de noviembre, cuando se produzca el encendido oficial de las luces navideñas.

 

Desde el Partido Popular en la Comunidad defienden la actitud del alcalde José Luis Martínez-Almeida: "Algunos critican que pongamos la bandera de España en las luces de Navidad. No hay mejor símbolo de unidad en los tiempos difíciles que estamos viviendo".

 

Pero la idea del Gobierno de la capital no es nueva. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ya apostó el año pasado por integrar la bandera española en la iluminación de la ciudad.

Almeida defendió su propuesta el pasado viernes en una entrevista en Onda Cero, donde aseguró sentir "sorpresa" de que "la bandera de todos, la bandera que nos une y debería ser un elemento de unión en una situación tan difícil como la que estamos viviendo, en la capital precisamente de España, sorprenda que se pueda colocar en la Navidad".

En total, el Ayuntamiento de Madrid ha presupuestado un gasto en iluminación navideña de 3,17 millones de euros, superior a los 3,08 millones que costó en 2019.