Mensaje claro del ministro de Sanidad: "La segunda ola no es una amenaza, es una realidad en toda Europa". En rueda de prensa, tras el Consejo de Ministros, Salvador Illa ha advertido que "vienen semanas muy duras, viene el invierno" y que "el virus está circulando entre nosotros". "Tenemos una incidencia acumulada media de unos 310 casos por cada 100.000 habitantes. Es verdad que existen diferencias importantes entre territorios, pero la situación es preocupante", ha añadido el titular de Sanidad.

Por ello, Illa apunta que es clave "reducir la movilidad y reducir los contactos que tenemos con otras personas" y defiende que "el Gobierno de España no quiere sustituir a ninguna administración". "Nos necesitamos unos a otros ahora que llega el invierno, todas las CCAA tenemos que actuar en coordinación", ha incidido el ministro, que avanza que el Consejo Interterritorial se reunirá este jueves a las 16:00 horas.

Es clave reducir la movilidad y reducir los contactos que tenemos con otras personas"

Salvador Illa

Lo cierto es que, este lunes, Fernando Simón ya destacó en su comparecencia que "no ha habido esa estabilización", sino que la curva está aumentando: "Es cierto que en España esta evolución está siendo más lenta, pero sí que es cierto que ahora podríamos estar en esa fase de aumento que hemos observado en Europa y tendríamos que valorarlo. Estabilizarlo está en manos de todos".

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha autorizado que España dé cumplimiento a la decisión de la Comisión Europea en materia de compra anticipada de vacunas. "Hemos obtenido la autorización para adquirir 300 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca para toda Europa, de las que 31 millones de dosis corresponderían a nuestro país. Se recibirán progresivamente entre los meses de diciembre y junio, si no hay ningún retraso y tenemos garantías científicas de que es una vacuna eficaz. Con un precio de 2,90 euros por dosis", según ha detallado el ministro Illa.

"Nota de precaución, no se va a suministrar ninguna vacuna que no supere los requisitos de seguridad y eficacia que tienen que verificar las Agencias de Medicamento (europea y española)", ha añadido el ministro.

Con respecto a la situación de Madrid, Sanidad confirma que no pedirá la prórroga del estado de alarma. "Tenemos una reunión del Grupo COVID-19 y vamos a analizar la alternativas que se plantean, que las hay. Respecto a la posibilidad de un toque de queda, es una medida que se aplica en otros países europeos. Requiere de un estado de alarma y vamos a analizarlo con Madrid y otras CCAA. Si esta medida prospera tiene que ser con los apoyos necesarios por si tuviera que prorrogarse más allá de 15 días", ha explicado Illa a preguntas de la prensa.