Últimas horas de Salvador Illa como ministro de Sanidad, un puesto que abandonará este martes sin antes de comparecer en el Congreso, como pedía la oposición, que ha criticado duramente que abandone el Ministerio en un momento tan crítico de la pandemia.

Andrea Ropero, que le acompaña en sus últimas horas al frente de la gestión de la pandemia, ha preguntado al todavía ministro por estas críticas. "Nunca rehúyo mis responsabilidades y menos las de comparecer ante el Congreso. Va a comparecer el Gobierno de España la persona que ocupe esta responsabilidad el día que toque comparecer", ha afirmado.

Críticas que también llegan por parte de su socio de gobierno, Unidos Podemos, donde creen que Illa debería comparecer antes de abandonar el cargo.

El portavoz parlamentario del grupo confederal, Jaume Asens, ha pedido que Illa dimita después de acudir a la Comisión de Sanidad a dar explicaciones y ha señalado que un cambio de ministro en plena pandemia es una "mala noticia". "Es razonable que haya mucha gente que piense que el ministro Illa está actuando bajo criterios partidistas más que criterios sanitarios", ha apuntado.

Mientras, en la Diputación Permanente del Congreso, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha acusado a Illa de usar su posición como ministro "como trampolín" y ha aseverado que es su obligación comparecer y explicar qué está ocurriendo. "El ministro-candidato Illa burlará esta cámara dimitiendo mañana", ha sentenciado.

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha tachado de "inaceptable" que el candidato se marche sin comparecer este mes y le ha acusado de "dejación de responsabilidades", en un momento en que el coronavirus deja "más de 400 muertos diarias". "Se ha borrado de su responsabilidad por unos escaños más", ha aseverado.

Especialmente dura se ha mostrado la diputada de ERC Carolina Telechea, que ha afirmado que al todavía ministro "le importan más los votos que las vidas" y que "es el único ministro de Sanidad del mundo que deja sus funciones para hacer de candidato".