El Gobierno central sigue insistiendo en su postura respecto al confinamiento: esperar para comprobar si las restricciones que se han aplicado en las últimas dos semanas surten efecto y frenan el auge de los casos de coronavirus y de la incidencia.

Ya son varios los presidentes autonómicos que han pedido al Ejecutivo que aplique esta medida, pero el ministro de Sanidad insta a esperar porque "las medidas que se han puesto a disposición" de las comunidades "son muy potentes".

"Hay que valorar las medidas adoptadas y esperar dos o tres semanas. En este momento, hay un conjunto de medidas a la disposición de las comunidades muy potente", ha señalado durante su visita a las instalaciones del Grupo Zendal, en Vigo.

No podemos tomar unas decisiones hoy y mañana más. La ciudadanía no nos acabará entendiendo"

A juicio de Salvador Illa, no se puede "tomar unas decisiones hoy, mañana más y pasado mañana más. La ciudadanía no nos acabará entendiendo". "Es tan importante tomar las medidas, como valorarlas y cumplirlas", ha dicho.

Hasta el momento, Asturias, Castilla y León, Ceuta y Melilla ya han solicitado el confinamiento domiciliario al Gobierno, mientras que en otras autonomías no lo descartan ante el auge de contagios. Es el caso de Castilla-La Mancha o Andalucía, que lo ven como última opción pero tampoco lo descartan al completo.

El titular de Sanidad también se ha pronunciado sobre las celebraciones navideñas, advirtiendo de que "no van a ser como las del año pasado" debido a la situación sanitaria. "Queremos estabilizar y doblegar la curva, no estamos bien", ha sentenciado.