Las navidades se tendrán que celebrar entre restricciones y medidas sanitarias si la pandemia de coronavirus continúa golpeando a nuestro país y la situación epidemiológica no mejora.

Todavía falta un mes y medio para que comience la campaña de las fiestas navideñas, pero por el momento los datos no son favorables. El ministro de Sanidad ha indicado en declaraciones a 'Cadena Ser' que "si se celebrasen hoy, tendría que ser con restricciones".

"Si la decisión se tuviera que tomar hoy, las restricciones serían importantes. Estamos en un escenario inestable y hay que ver cómo evoluciona la pandemia en octubre y noviembre", ha apuntado Salvador Illa al respecto.

Mensaje similar al que ofreció el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hace tan solo unos días. El regidor indicó en declaraciones a los medios que sí "habrá Navidad" en la capital, aunque "será diferente".

Estamos en un escenario inestable y hay que ver cómo evoluciona la pandemia en octubre y noviembre"

Salvador Illa

"La pandemia nos ha hecho amoldarnos en muchos sentidos y en muchos temas. La Navidad es un momento significativo, por lo que aún estamos estudiando qué se podrá hacer durante esas fechas en la ciudad. Aunque habrá que extremar las medidas de seguridad", sentenció.

Por su parte, el alcalde de Vigo, con una campaña muy destacada por el encendido de sus luces, ha asegurado que estas celebraciones serán "100% seguras". Aunque todavía no se han detallado las medidas que se llevarían acabo, sí se contemplan controles de aforo para evitar las aglomeraciones en la ciudad.

Mientras, en Francia dos premios Nobel de Economía apostaron por hacer un confinamiento total en las semanas previas a la Navidad y suspender las clases presenciales. Una opción que el ministro de Sanidad galo descartó por completo, asegurando que él actuaba "en el día a día".

A la espera de conocer cómo evoluciona la pandemia en las próximas semanas y las medidas que van tomando los distintos comités de expertos y las comunidades autónomas, parece que las cabalgatas, las grandes reuniones familiares, los espectáculos de luces y las compras navideñas pueden peligrar.