Ignacio Aguado, dirigente de Ciudadanos y hasta hace poco vicepresidente de la Comunidad de Madrid, ha abandonado la política. Así lo ha anunciado él mismo a través de un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter. "Después de seis años dedicados a servir a los madrileños, hoy pongo fin a mi etapa en política", ha expuesto Aguado, afirmando que "ha sido un orgullo liderar Ciudadanos en Madrid y compartir proyecto con tantas personas excepcionales".

Según han contado a laSexta fuentes próximas al dirigente, Aguado ha tomado esta decisión después de rechazar el encargo de Inés Arrimadas, presidenta de la formación, para organizar la próxima convención nacional del partido. Así, ha presentado su dimisión como miembro del comité permanente de Ciudadanos y de la Ejecutiva nacional. Esas mismas fuentes han confirmado también que Aguado cederá el testigo a Begoña Villacís al frente del partido naranja en la Comunidad de Madrid.

 

Más allá del mensaje publicado en Twitter, el exvicepresidente madrileño ha querido desear mucha suerte a sus compañeros y acierto en las próximas decisiones, y ha asegurado que, pese a su marcha, seguirá siendo afiliado de Ciudadanos. En este sentido, ha rechazado rotundamente cualquier posibilidad de fusión con el Partido Popular o con el PSOE, si bien ha agradecido a Albert Rivera, anterior presidente del partido, la oportunidad de haber formado parte de su equipo.

Fuentes de Cs apuntan que se trata de una "decisión personal" de Aguado, de la que había informado previamente a Arrimadas, y que ahora el exvicepresidente madrileño volverá al sector privado.

No obstante, desde la formación naranja matizan que no se le había ofrecido organizar la citada convención, sino que Aguado formaba parte de un grupo de miembros de la dirección del partido que están trabajando en la Alternativa Liberal. La elección del coordinador de Madrid, apuntan, corresponderá al comité permanente.

Por otra parte, desde la formación han asegurado a la cadena que Aguado quiere trasladar a todos los madrileños el "privilegio" de haber podido "servirles desde las instituciones". Con Aguado al frente del partido en Madrid, Ciudadanos consiguió por primera vez en su historia entrar en el parlamento madrileño (2015). Cuatro años más tarde, lograron pasar de 17 a 26 escaños y entrar por primera vez en el gobierno regional (2019).

Sin embargo, tras el adelanto electoral convocado con Díaz Ayuso ante el temor de que se hiciese efectiva una moción de censura contra su Gobierno, Aguado, que desde que empezó la crisis sanitaria derivada de la pandemia ha mostrado abiertamente sus discrepancias con la presidenta madrileña, se hizo a un lado para que Edmundo Bal encabezase la candidatura. Finalmente, el partido no consiguió el número de votos suficientes para entrar en la Asamblea de Madrid.

Tras conocerse la decisión de Aguado, la diputada de Cs María del Carmen Martínez ha anunciado este mismo lunes su incorporación a la ejecutiva nacional del partido, donde le sustituirá.