Pablo Iglesias e Irene Montero toman medidas ante la escalada en el acoso al que se enfrentan en los últimos meses, también en redes sociales.

El vicepresidente segundo del Gobierno y la ministra de Igualdad han presentado una denuncia por mensajes de odio y amenazas a sus hijos a través de la red social Twitter.

En esa denuncia, se recoge el tuit de una usuaria llamada '@Belonavox' en el que se pregunta a qué colegio “pretenderán llevar el coletas e Irene a sus hijos” porque, asegura, "van a ser carne de colleja".

También va recogido otro tuit, esta vez del usuario '@knox_es' que responde al anterior con el siguiente mensaje: “Cuando lo anuncien, llevaré a mis hijos a ese colegio para que les inflen de hostias”.

 

Lanzamiento de objetos a su vivienda

Durante el fin de semana, conocíamos otro episodio de acoso que sufrieron Iglesias y Montero que también ha sido denunciado. Y es que un grupo de ultraderechistas arrojaron objetos a su domicilio al grito de "Iglesias, chúpamela".

Según se recoge en la denuncia, firmada únicamente por el vicepresidente, el pasado sábado sobre las 03:00 horas cuatro personas anduvieron muy cerca del muro exterior de su domicilio, profirieron "insultos y comentarios soeces" contra él y arrojaron objetos en dirección al interior de la casa.

Según el relato del líder de Podemos, la Policía Nacional avisó a la Guardia Civil al tener "competencia de orden público y seguridad", pero "ninguno de estos cuerpos policiales ha conseguido interceptar a los sujetos responsables de los hechos denunciados".

Así las cosas, Pablo Iglesias ha pedido que, para poder formalizar una querella por estos hechos, se le facilite "el número e identificación del atestado policial y/o de la Guardia Civil iniciado a consecuencia de estos hechos" o "en su defecto, la identificación exacta de los informes realizados por cualquier cuerpo policial".