Los ministros del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos han tomado posesión de su cargo ante el rey Felipe VI, prometiendo ante la Constitución, en un acto en el que no han faltado las anécdotas.

Uno de los aspectos más comentados del acto es que Pablo Iglesias y Alberto Garzón han acudido al Palacio de la Zarzuela en traje pero sin corbata, algo que ocurre por primera vez en una toma de posesión. Además, ambos llevaban en la solapa un pin con un triángulo invertido de color rojo, en homenaje a los presos políticos de los campos de concentración nazis.

Pero esta no ha sido la única anécdota de este acto. También ha sido muy comentada la emoción de algunos dirigentes, que casi entre lágrimas han prometido su cargo sobre la Constitución o el aplauso que los dirigentes han protagonizado después de tomarse la fotografía de familia, algo inédito en la Sala de Audiencias del Palacio de la Zarzuela.

Los ministros prometen su cargo emocionados y hablando de "Consejo de Ministras"

Además, muchos de ellos han prometido el cargo, hablando de "Consejo de Ministros y Ministras" o, simplemente, "Consejo de Ministras", una fórmula que ya se utilizó en la pasada formación de Gobierno, en homenaje a la igualdad.

Un momento muy comentado ha sido también el guiño de Manuel Castells, ministro de Universidades al rey Felipe VI, a quien dio clase en la Universidad Autónoma de Madrid. Tras su toma de posesión en el Palacio de la Zarzuela, el monarca y el sociólogo han intercambiado un saludo, casi imperceptible, con la cabeza.

Después de prometer el cargo ante el rey y el presidente del Gobierno, los nuevos ministros han recogido sus carteras en las distintas sedes. En este caso, ha destacado el emotivo discurso de Irene Montero tras recoger el testigo al frente de Igualdad. "Por las madres, las abuelas, las que ya no están, las que han salido a las calles, las que han defendido la libertad, las mujeres que han hermanado sus luchas para llegar hasta aquí".