Pablo Iglesias ha tachado de "vergüenza" lo que ha ocurrido en las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid y Castilla y León durante la pandemia de coronavirus. Y es que, el consejero de Asuntos Sociales (Cs) de Madrid, Alberto Reyero, señaló en Al Rojo Vivo que el protocolo del Ejecutivo regional para la derivación de ancianos enfermos al hospital "establece unas exclusiones a personas con dependencia y con discapacidad".

En este sentido, el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha apuntado en una entrevista en 'Los Desayunos' que "el propio consejero dijo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid envió una instrucción que prohibía trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales, lo que puede ser ilegal". Una medida que, advertido, podría tener "consecuencias penales" para el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

Iglesias considera que lo ocurrido en las residencias podría "tener consecuencias penales"

Al respecto, el consejero de Sanidad ha insistido en una entrevista en 'Espejo Público' que este protocolo "nunca se puso en marcha", sino que "era un borrador y sin la supervisión de los geriatras no podría aplicarse". Algo que ya desmintió su consejero, asegurando que "no se indicaba en ningún sitio que fuera un borrador, era un documento que venía de la Consejería, firmado electrónicamente por un director general".

Para el líder de Unidas Podemos la gestión de Madrid y Castilla y León en este ámbito "es un escándalo, si es que no es un crimen" porque considera "una vergüenza que alguien pueda hacer negocio con la salud de nuestros mayores". Si bien, ha señalado que espera que "lo ocurrido ponga fin a una situación vergonzosa".

En Castilla y León la Fiscalía ha abierto diligencias penales para investigar la decisión de la Junta regional de no trasladar a los ancianos infectados por coronavirus en residencias a los hospitales de la comunidad para ser atendidos. Lo ha hecho a partir de la denuncia de una asociación de pacientes de la comunidad en relación con una orden firmada por la Consejería de Servicios Sociales.

El consejero de Sanidad insiste en que solo se trataba de "un borrador que nunca se puso en marcha"

Iglesias cree, además, que la solución pasaría por un modelo de dependencia similar al implantado en los países nórdicos, que tiene relación con la atención domiciliaria. A su juicio, hay que impulsar un sistema "donde la atención en los domicilios tenga la calidad suficiente para no recurrir" a las residencias de ancianos.

Asimismo, ha destacado que desde el Gobierno central se dio "300 millones a las Comunidades Autónomas para que invirtieran en personal" y se dio instrucciones para que declarasen "servicios esenciales" a los trabajadores de estos centros de mayores y se repartieran los Equipos de Protección Individual (EPIs), al igual que en los centros sanitarios.

Ayuso: "Lo criminal es la declaración de Iglesias"

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso ha defendido su gestión frente a la pandemia de COVID-19, asegurando que "hizo lo humanamente posible" y que "jamás dictaría una orden donde se diga que la vida de una persona según la edad está por delante de otra".

En cuanto a las palabras de Pablo Iglesias, la 'popular' ha destacado que "lo criminal son sus declaraciones" porque, a su juicio, "lo que hace es bochornoso, deleznable y ofensivo". Asimismo, ha señalado que "la vida es lo primero y ahora hay que cambiar el concepto de cuidado a ancianos, pasando de hogares a residencias medicalizadas".

"En Madrid hemos librado una guerra. Se quiere dar la imagen de que esas muertes eran evitables y no lo eran. ¿Dónde estaba Iglesias?, ¿qué residencia ha ido a visitar? Su mensaje y el de su partido es el odio", ha sentenciado la presidenta madrileña.