Para Errejón no sería un drama dejar la portavocía si cambia el rumbo en Podemos. "Uno no está en el sillón para calentarlo, está para seguir el rumbo y si el rumbo cambia puede que cambien las personas", contempla el portavoz de Podemos en el Congreso.

Aunque había voluntad de acuerdo sobre las reglas a seguir en Vistalegre 2, Errejón aseguraba que no sería "un acuerdo político pero sí sobre las reglas del juego", pablistas, errejonistas y anticapitalistas no han podido consensuar una única propuesta sobre el sistema de votación.

Una carrera a contrareloj que el líder intentaba calmar defendiendo la permanencia de su número 2: "Yo estoy muy a gusto con su trabajo, pero eso lo tendrá que decidir la nueva dirección".

El equipo más próximo a Iglesias hacía la misma alabanza. "Íñigo no solamente es imprescindible en el proyecto, sino que yo estoy orgullosa de que sea mi portavoz en el grupo parlamentario y de trabajar con él como portavoz adjunta. Trabajamos de maravilla, aunque luego tengamos diferencias", asegura Irene Montero, jefa de Gabinete de Pablo Iglesias.

Buenas palabras para dejar lejos las discrepancias que también hemos visto con gestos, aunque con el anzuelo de El Intermedio. Un alto en la batalla política que se ha visto de nuevo con el descontento de los anticapitalistas con el plan de votación de Echenique. Tras la falta de acuerdo de esta tarde, las reglas del juego todavía en el aire.

"Creemos que la propuesta que hace es mejor que una 'lista plancha', pero no es un sistema proporcional. Me ha defraudado un poco la propuesta de Echenique", considera Miguel Urbán, cofundador y eurodiputado de Podemos.