El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha recriminado a la oposición que tengan "la poca vergüenza" de culpar al Gobierno de lo ocurrido en las residencias madrileñas, y ha recordado que el propio Consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad reconoció como "inmoral y hasta ilegal" la prohibición del propio Gobierno al que pertenece, el presidido por Ayuso, en la Comunidad de Madrid. Así, el vicepresidente ha acudido a escritos que la Comunidad de Madrid otorgó a un hospital madrileño y al propio decreto del Gobierno para afirmar que dicha prohibición existió y que la responsabilidad de los centros sociosanitarios ha sido de cada comunidad autónoma.

Iglesias ha afirmado en el Congreso que fue el propio Consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, de Ciudadanos, el que afirmó que "Ayuso le quitó las competencias en residencias". "Este señor calificó de inmoral y puede que hasta ilegal la orden del Gobierno de Ayuso de no trasladar a enfermos de residencias a hospitales y lamentó que las órdenes se distribuyeran en contra del criterio de su consejería", ha afirmado el vicepresidente.

En este sentido, Iglesias ha mostrado la opinión desfavorable del propio Consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid sobre la orden que presuntamente emitió el Gobierno de Ayuso, al que pertenece, a pesar de que la propia presidenta afirma que se trata únicamente de un borrador que no llegó a ser ordenado a los centros sociosanitarios. El Consejero de Sanidad de la Comunidad, sin embargo, ha contradicho a la presidenta afirmando que sí se distribuyó esta orden, aunque fue "por error".

"Dijo el consejero de Ayuso estar absolutamente a favor de crear una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid que analice la mortalidad de las residencias madrileñas durante la pandemia. Según el consejero: 'la derivación a hospitales debe basarse en criterios médicos, pero no por grado de dependencia. No es ético y posiblemente no sea legal. Si no era posible la derivación habría que haber medicalizado las residencias. O el residente va al hospital o el hospital va al residente'", ha leído Iglesias en relación a las palabras del propio Consejero de la Comunidad de Madrid en contra de la actuación del Gobierno al que pertenece.

 

Documento del Hospital Infanta Cristina

"Un documento del Hospital Infanta Cristina de Madrid demuestra que había órdenes del Gobierno de Ayuso de rechazar el traslado de ancianos con síntomas de coronavirus de residencias de mayores a los centros sanitarios cuando se produjo el pico de la pandemia", ha espetado el vicepresidente, que ha leído de forma literal el documento.

En el mismo, se dicta en un parte de alta de las Urgencias del Hospital Infanta Cristina en Parla del 11 de marzo que "ante la situación de saturación actual y por indicación de la dirección no se permite el ingreso de pacientes de residencia en el hospital".

Las residencias, responsabilidad de las comunidades

Iglesias ha recordado que las competencias de estas residencias eran de las comunidades autónomas, como dicta el escrito del Gobierno al respecto que ha procedido a leer literalmente: "Se faculta al a autoridad competente de la Comunidad Autónoma en función de la situación epidémica y asistencial de cada centro residencial a intervenir los centros residenciales objeto de esta orden".

Ante la literalidad del documento, Iglesias ha preguntado en la cámara "qué hizo el Gobierno entonces", ante la críticas de la oposición, que han vuelto a cargar contra el Ejecutivo central: "Lavarse las manos", ha respondido uno de los diputados presentes.

"¿En qué quedamos entonces?", ha respondido Iglesias ante la acusación, recordando que el Gobierno "aumentó las competencias de los gobiernos autonómicos" y después de que en la misma cámara se hubiera recriminado con anterioridad que la responsabilidad era del Ejecutivo.

"Lo que hizo el Gobierno de la Comunidad de Madrid fue en el marco de sus competencias reforzadas, pudiendo intervenir las residencias privadas, prohibir el traslado de ancianos", ha espetado Iglesias, que ha recriminado que tengan "la poca vergüenza de venir a decir que eso no es competencia de la señora Ayuso cuando el Consejero de Políticas Sociales de la señora Ayuso está calificando la actuación de su propio Gobierno como de posiblemente ilegal".

"Qué poca vergüenza"

"Creo que a lo mejor podían intentar ayudar porque se ha hecho mucho daño", ha añadido el vicepresidente antes de continuar leyendo la orden del Gobierno sobre las competencias de las residencias: "Los empleados públicos designados por las comunidades autónomas para llevar a cabo estas inspecciones podrán realizarlas en cualquier momento".

"¿Qué pasó con esas inspecciones, o es que había muchos corruptos al mando de esas residencias?", se ha preguntado el vicepresidente, que ha añadido: "Qué poca vergüenza".

"Lo que hizo este Gobierno fue aumentar las competencias de las comunidades autónomas, darles 300 millones para contratar personal para las residencias de mayores, darles la instrucción de repartir equipos de protección individual en las residencias con el mismo criterio que en los hospitales y, ¿qué es lo que hizo la señora Ayuso? No lo digo yo, lo dice su propio consejero, probablemente una ilegalidad que ha costado muchas vidas. Y ustedes tienen la desvergüenza de venir aquí a decir que eso no era responsabilidad de la señora Ayuso", ha zanjado.