El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado que "la suspensión de la semilibertad de los presos independentistas es una mala noticia" para los que defienden el diálogo.

Así lo ha aseverado en su cuenta de Twitter, donde ha expuesto en un 'hilo' su percepción sobre la suspensión de la semilibertad de Junqueras, Cuixart, Forn, Sànchez y Romeva, que tuvieron que regresar ayer a la cárcel después de que la juez de vigilancia penitenciaria decidiera suspender el tercer grado mientras resuelve los recursos de la Fiscalía contra su régimen abierto.

El vicepresidente ha destacado que ha visitado a los cinco presos en la cárcel y no alberga "ninguna duda" sobre su "compromiso con la democracia y el diálogo aunque no comparta en absoluto su proyecto".

 

A pesar de que Iglesias ha insistido en que no le corresponde "valorar la calidad jurídica de una decisión judicial", sí ha querido hacer políticamente: "La suspensión de la semilibertad de los presos independentistas es una mala noticia para los que defendemos el diálogo para afrontar el conflicto en el marco legal vigente", ha aseverado.

En este sentido, ha asegurado, "muchos ciudadanos de Cataluña y el resto de España volverán a tener la sensación de que la justicia no es igual para todos". Una sensación, ha recalcado, que "es malo para nuestra democracia que se abra paso".