Pablo Iglesias avanza que el Gobierno presentará una medida contra los desahucios en un plazo de dos semanas. Así lo ha anunciado este jueves en el Congreso, después de que la enmienda de Podemos a los Presupuestos por esta cuestión provocase roces en el seno del Gobierno de coalición.

En este sentido, el vicepresidente segundo ha señalado que "a veces, las discrepancias y las diferencias se traducen en medidas positivas para la gente".

"En los próximos días, espero que no tardemos más de dos semanas, el Gobierno presentará una medida para evitar los desahucios sin alternativa habitacional de las personas vulnerables", ha indicado el líder de Unidas Podemos, que ha asegurado que su Vicepresidencia y el Ministerio de Transportes trabajan "muy intensamente para tenerla lista cuanto antes".

Según ha podido saber la laSexta, hay avances en la negociación en el gobierno para parar los desahucios. El acuerdo sería incluir a personas vulnerables ya antes de la pandemia COVID-19. Unidas Podemos asume que no será hasta 2023, pero al menos sí mientras dure el estado de alarma. Quedan por cerrar aspectos como qué pasa con los suministros. Podemos insiste en que hay que garantizarlos.

Ante la Comisión Mixta sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible, Iglesias ha reconocido que se siguen produciendo desahucios de familias vulnerables en plena segunda ola de la pandemia, porque el decreto vigente en estos momentos "no tiene la capacidad para frenar todos los lanzamientos". Por ello, ha dicho, el Ejecutivo trabaja "para acabar con todos los desahucios durante esta emergencia".

"Mi trabajo es velar por la política social del Gobierno y por el cumplimiento de la agenda, por eso, tengo que hacer todo lo que esté en mi mano para evitar que se eche a ninguna familia de su casa durante una pandemia como la que estamos viviendo", ha defendido el líder de la formación morada.

Su partido presentó la semana pasada una enmienda, junto con ERC y Bildu, a sus propias cuentas para prohibir los desahucios hasta finales de diciembre 2022, algo que molestó a sus socios en el Ejecutivo.

A este respecto, Iglesias ha defendido este martes que "en España tenemos que seguir consolidando una cultura de coalición que nos sitúa ante debates y ante situaciones que lógicamente no se producían en gobiernos de partido único, pero que producen resultados positivos".

Por su parte, Pablo Echenique ha señalado que la enmienda contiene la posición de Unidas Podemos, pero ha apostillado que en "en un gobierno de coalición hay que negociar".

El portavoz parlamentario ha señalado que es "vital" proteger a las personas que ya eran vulnerables antes de la pandemia y ha reconocido que existe un debate en torno a la duración de las medidas. En este sentido, ha defendido prolongar la suspensión de los desahucios más allá del 9 de mayo y también que se prohíba el corte de suministros.

Un nuevo decreto antes de que venza el actual

Por su parte, desde el departamento que dirige José Luis Ábalos indican a laSexta que se intentará que esté antes de finales de año. Preguntado si habrá decreto de desahucios en 15 días, el titular de Transportes -que tiene las competencias en materia de Vivienda- ha dicho no saber "ex en cuánto tiempo", pero que "la idea es trabajar en los próximos días, antes de que venza el actual decreto", que contempla la suspensión de desahucios solo hasta final de enero.

En este sentido, Ábalos ha precisado que la intención del Ejecutivo es "extender más la protección a las situaciones que incurrían en vulnerabilidad a causa del COVID" y a aquellas "que ya tenían vulnerabilidad", alargando la moratoria de los desahucios.

Asimismo, ha aludido a la necesidad de "implicar más a los ayuntamientos y comunidades autónomas". En concreto, según ha explicado, la idea es contar con los servicios sociales municipales para llevar a cabo el diagnóstico de vulnerabilidad, para que este no lo haga solo el juez.

Además, ha aseverado que "donde más hay que trabajar" es en la "alternativa habitacional", en una "alternativa de vivienda social y asequible", un aspecto en el que "también deberían trabajar" las comunidades autónomas.