Lluvia de críticas contra Pablo Casado después de publicar en redes sociales un mensaje en el que ataca al Gobierno de Sánchez recordando a Ignacio Iruretagoyena, concejal popular asesinado por ETA en 1998. En Twitter, el líder del Partido Popular ha destacado que "hace 23 años ETA asesinó a un compañero del PP en Zarauz".

En este mismo mensaje, Casado ha añadido: "Las víctimas siempre estarán en nuestra memoria y condenamos que el Gobierno pacte con quien esta semana ha visitado en la cárcel a terroristas y amenaza 'con tumbar el régimen'. Una publicación que ha obtenido la respuesta del hijo de la víctima Mikel Iruretagoyena.

"Señor Casado, te quería comentar que os ha quedado muy bonito el homenaje realizado en el día de hoy a mi aita. Tanto que ni un solo miembro de la familia ha asistido al acto", ha expuesto Iruretagoyena también en Twitter, criticando abiertamente la forma en la que se ha tratado a las víctimas del terrorismo de ETA en los últimos años.

 

Precisamente, también en redes sociales el hijo del concejal del PP asesinado por la banda terrorista ha lamentado el uso partidista de las víctimas de ETA: "Seguid actuando así con las familias de las víctimas, que os irá genial. Dejad de vivir de las víctimas, ya es hora de que vuestra política se base en algo mas que en nuestros muertos. ¡Dejad a mi aita en paz, por favor!".

Desde que se formalizó el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, el nombre de Bildu y de ETA ha sido frecuentemente usado por la derecha para cargar contra el Ejecutivo, acusándole de pactar con "proetarras" y "terroristas" para sacar la investidura y diversas iniciativas parlamentarias adelante. Unas formas que no han gustado nada a numerosas víctimas de ETA.

Meses atrás, Josu Elespe, hijo de Forilán Elespe, edil socialista de Lasarte-Oria (Guipúzcoa) asesinado por la banda terrorista, aseguraba que le hacía "feliz que ETA no exista, que tengamos un gobierno de izquierdas en España, y que se encare el problema catalán desde el diálogo", añadiendo que su padre "pensaría lo mismo".

En esta misma línea se expresó María Jáuregi, hija de Juan María Jáuregi, político socialista exgobernador civil de Guipúzcoa asesinado por ETA: "Mi aita (padre) también estaría feliz, Pablo Casado. Porque ETA no existe, porque vamos a tener un gobierno de izquierdas y porque era un firme defensor del diálogo".