Hernando Calleja ha sufrido muy de cerca las consecuencias de la pandemia. Su hermano, el periodista José María Calleja, falleció a los 64 años a causa del COVID-19 el pasado 21 de abril en el Hospital Clínico San Carlos.

En una entrevista en Al Rojo Vivo ha destacado el dolor que produce no poder dar el último adiós a un familiar debido a "la terrible circunstancia" de la pandemia. "Esto impidió tocarles la mano, acariciarles las mejillas, esa liturgia de besar en la frente a alguien que se marcha".

Por ello, considera que el homenaje del Estado ha sido "la última compensación para grabar en nuestro corazón la mirada de los que se van". "Nos han quedado unas cifras terribles, una desolación tremenda y unos hijos desamparados", ha apuntado.

Nos han quedado unas cifras terribles, una desolación tremenda y unos hijos desamparados"

Así, Hernando Calleja ha querido honrar su memoria y la de todas las víctimas y sus familiares en la ceremonia de homenaje que ha organizado el Estado. Lo ha hecho con un emotivo discurso en el que también ha recordado que la enfermedad sigue presente.

"La COVID-19 sigue siendo ejecutora fría, cruel y destructora. Mi hermano fue un hombre valiente, pero esta enfermedad nunca distinguió y los más luchadores también se fueron ", ha señalado.

El hermano de José María Calleja también ha recordado a otras personalidades que han perecido durante la pandemia, como Enrique Múgica, Lucía Bosé, José Luis Capón, Luis Sepúlveda o Josep Maria Benet i Jornet, entre otros.

"Estamos aquí para honrar la memoria de quienes se fueron por la pandemia. De los que perdieron la vida por la terrible enfermedad. Cuando hablo de mi hermano estoy hablando de todos ellos, recordándolos a todos", ha dicho durante su discurso.