Anna Puigdemont, hermana del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha negado haber ejercido de "enlace" entre él, el actual presidente catalán, Quim Torra, y los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos la semana pasada.

A través de un comunicado, Anna Puigdemont ha querido desmentir así "las diversas e interesadas filtraciones que se vienen produciendo" sobre su supuesta "participación en una reunión el 15 de septiembre de 2018 con algunos de los detenidos".

Según consta en uno de los autos que llevó a prisión a los siete CDR detenidos, al que ha tenido acceso laSexta, se entrevistaron con la hermana de Puigdemont ese día, "en un encuentro cuyas características exigían unas grandes medidas de seguridad que fueron asumidas y adoptadas" por parte del llamado Equipo de Respuesta Táctica (ERT), "consiguiendo llevar a término la misma".

En su comunicado, la hermana de Puigdemont subraya que nunca ha sido una "persona pública", ni ha mantenido "ninguna actividad política", y asegura: "Es materialmente imposible que yo haya participado en aquella reunión por razones familiares perfectamente acreditadas y documentadas".

"Nunca he hecho de enlace entre mi hermano y el presidente Torra, ni con nadie más con ellos dos", señala, y añade: "No he tenido, ni tengo, ni tendré nunca ningún tipo de relación con actos violentos de ninguna clase, ni con las personas que los perpetren".

Según Anna Puigdemont, "esta campaña de criminalización y desprestigio tiene como objetivo final intentar perjudicar a mi hermano para, de esta manera, tratar de convencer a las autoridades belgas para que lo entreguen".

Por otro lado, el auto de uno de los CDR también desvela que el CNI catalán habría ordenado el "asalto al Parlament para subvertir el orden constitucional".