Hacienda informó en septiembre de 2018 que el rey emérito Juan Carlos I "no ha presentado declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero". Así lo recoge el auto del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón sobre la reapertura de la pieza 'Carol' del 'Caso Tándem', que trata las conversaciones entre Corinna Larsen, el excomisario José Manuel Villarejo y Juan Villalonga, expresidente de Telefónica.

Corinna, Villarejo y Villalonga, junto con Rafael Redondo, quien fuera socio de Villarejo, están citados a declarar en la Audiencia Nacional el próximo septiembre en calidad de imputados.

La resolución judicial de la repaertura del caso, que tiene como objeto investigar si Corinna Larsen hizo encargos a Villarejo, señala que el 4 de septiembre de 2018 (el texto habla de 2019 pero debe tratarse de una errata) el entonces juez del caso, Diego de Egea, se dirigió la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria para recabar información sobre el rey emérito.

En la respuesta emitida un día más tarde, el cinco de septiembre de 2018, se señala que el rey no ha presentado declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero. "Tampoco hay constancia de que el rey posea cuentas corrientes en el extranjero", apunta el actual magistrado del caso, García Castellón.

El siete de septiembre, dos días más tarde, el juez De Egea solicitó el sobreseimiento provisional y el informe de Hacienda no llegó a trascender. Ahora, dos años más tarde, gracias a la información de la Fiscalía suiza que investiga al rey Juan Carlos por el AVE a La Meca, la Fiscalía española ha tenido conocimiento de dichas cuentas en Suiza.

Precisamente, a raíz de dichas informaciones facilitadas por Suiza, la Fiscalía del Tribunal Supremo va a investigar al rey emérito por delito fiscal y blanqueo de capitales presuntamente cometidos después de 2014, cuando abdicó y perdió la inviolabilidad, en relación al cobro de capitales por el AVE a La Meca.