El niño asesinado por estrangulamiento en Lardero, La Rioja, no es el único al que intentó raptar el expresidiario detenido, según ha explicado Carlota, madre de una niña de siete años del mismo barrio.

Ella asegura que hace tan solo 15 días este delincuente intentó llevarse a su hija y a otra amiga mediante un engaño. El hombre les dijo a las niñas que se fueran con él para ver "pajaritos".

"Esto estaba por pasar, hace 15 días exactamente le pasó a mi hija con otra amiga. Ellas no fueron a ver los pajaritos. Vinieron corriendo a contarlo, llamamos a la Policía, estuvimos buscando la descripción y no hubo forma", ha relatado a las cámaras de Al Rojo Vivo.

Carlota asegura que "ya se estaba viendo que el barrio estaba intranquilo y que algo pasaba" antes del crimen. De hecho, denuncia que en la Policía les dijeron que "no se podía poner una denuncia en sí porque no había pasado nada".

"Les tomaron declaración a las niñas. Les dijeron que si volvían a ver al señor que avisaran a sus papás", explica la madre, que asegura que los vecinos están "consternados" y sumidos en una "tristeza máxima": "Nos hubiera podido pasar a cualquiera de los que estamos aquí. Es un día muy duro".

"Los niños está intentando asimilar, entenderlo. Los más pequeñitos está viviendo como una película, no creo que sepan bien el calibre de la situación", ha narrado.

El criminal en cuestión es Francisco Javier Almeida López de Castro, que cumplió una condena de siete años de cárcel por agresión sexual en 1993 y posteriormente fue condenado a 30 años por asesinar a una mujer y violarla en 1998. Llevaba desde 2020 en libertad condicional.