La pugna en el PP por el control del partido en Madrid está trascendiendo cada vez más fuera de los pasillos de la sede de Génova. La preocupación es creciente y las posturas cada vez son más firmes: Ayuso quiere liderar la organización y Casado no quiere verla ostentar ese cargo.

Tanto es así que la presidenta madrileña ya ha comenzado a verbalizar en público los primeros síntomas de esta guerra con la cúpula y admite que "lo que está pasando es complicado" porque "las cuestiones del partido pesan".

Con esta coyuntura, Pablo Casado estuvo cenando la noche de este miércoles con todos los diputados del Congreso tras el debate de los Presupuestos Generales del Estado. Allí estuvo presente toda la dirección menos Teodoro García Egea. Según ha podido saber laSexta, varios asistentes mostraron su preocupación por la delicada situación a Casado.

Fuentes del PP insisten en que es necesaria una reunión entre el líder del partido y la presidenta madrileña y aseguran que la cena ya estaba organizada desde hace tiempo y que no tiene vinculación con el clima de tensión. Además, explican que la ausencia del secretario general fue por motivos familiares.

Mientras tanto, el tercero en discordia, José Luis Martínez Almeida, opción favorita de Génova para liderar el PP de Madrid y que también se opone -en privado- al liderazgo de Ayuso, sigue evitando el tema en público. Tanto es así que hoy no atenderá a los medios de comunicación tras su acto programado con Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas.

Lo que sí ha trascendido es que el alcalde de Madrid se reunió el pasado jueves con Ayuso para intentar suavizar las tiranteces. Durante el encuentro, Ayuso le preguntó directamente si quería presentarse al Congreso del PP de Madrid y, según fuentes del Ayuntamiento, este respondió que opta por la tercera vía, que prefiere a Ana Camins, actual secretaria general del PP regional. Se trata de una versión que desmienten fuentes del Gobierno regional, que aseguran que Almeida nunca le trasladó esa postura a Ayuso.

El propio alcalde ha seguido esquivando balones hoy asegurando que su planteamiento es "el mismo en público y en privado": "La señora Díaz Ayuso y yo conversamos de muchos temas en esa comida en tono cordial y amable. Me expuso su planteamiento como no puede ser de otra manera y mi planteamiento es el mismo en público y en privado".

Por su parte, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido hoy "bajar el ruido". "Creo que no es muy inteligente participar en el ruido que genera un congreso no convocado", ha apuntado.