La Guardia Civil controla las salidas de vehículos de la imprenta Indugraf en el polígono industrial de Constantí y registran los coches de los empleados cuando salen.

Los agentes también han registrado el servicio de limpieza de esta imprenta, una de las mayores de la provincia, que tiene, entre sus clientes, publicaciones escritas y partidos políticos. La vigilancia se lleva a cabo en medio de una fuerte expectación mediática.

Una quincena de militantes de la CUP, entre ellos, la concejala de Reus Marta Llorens y la portavoz del grupo municipal de Tarragona, Laia Estrada, se han desplazado al polígono de Constantí. Llorens ha entregado varias papeletas a los agentes que vigilan la imprenta para que "no busquen más".

Estrada, en declaraciones a los medios de comunicación, ha criticado que se registre a los empleados de la empresa. La imprenta ha solicitado los servicios de un abogado,que sigue en las instalaciones.