El polémico contrato de las mascarillas del Ayuntamiento de Madrid se aprobó en el peor momento de la pandemia, de madrugada y por WhatsApp. "Buenas noches. Hemos creado este grupo para la aprobación en 30-45 minutos de un acta de Consejo sin presencia física. Para ello, necesito la conformidad de todos los consejeros para la aprobación de este medio", publicó Carlos Sanza, secretario general de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, tal y como ha desvelado 'eldiario.es'.

Poco después, la portavoz de Almeida, Elena Collado, precisó algunas cifras: "Encargamos 225.000 mascarillas el viernes y 6.000 geles el sábado, y hemos conseguido dos operaciones adicionales que requieren, por cuantía, la conformidad de este consejo", señaló. Así, Collado dejó patente en el chat la urgencia de la operación, asegurando que debían cerrarla "con un anticipo del 50%"

En el chat también estaban Javier Barbero (Más Madrid), Pedro Fernández (Vox), Miguel Ángel Redondo (Ciudadanos) e Ivo Villalba, directora del Gabinete del área de Gobierno de Portavoz de Seguridad y Emergencias.

"¿Qué hace la izquierda? ¿Se pone de perfil como siempre o da un paso patriota como nunca lo ha hecho?", achacó Collado a Javier Barbero. A este mensaje, añade: "No contéis con Ramón Silva (PSOE), es un cobarde que apoyará la nefasta y criminal gestión de Pedro Sánchez".

La respuesta de Barbero fue, según recoge 'El País': "Es una falta de respeto que no nos merecemos ninguno de los que estamos en este chat. Ni siquiera te la mereces tú". Lo cierto es que Ramón Silva se incorporó por la mañana al grupo de WhatsApp y votó a favor, como el resto de los integrantes del chat.

Llegadas las 1:30 horas y aprobado este acuerdo, Collado escribió: "Descansad. Queda tarea. Mil gracias". Estas conversaciones se dieron el 24 de marzo, cuando el Ayuntamiento trasladó la adquisición "a la empresa Leno de 1.000.000 mascarillas protectoras KN95 Graphene Sterilization Antiviral 3D mask", por más de 6,6 millones de dólares.

Según 'eldiario.es', es al día siguiente cuando el Ayuntamiento explica que hay dos nuevos contratos, y se toma como base la aprobación urgente de la noche anterior. Precisamente, esas son las operaciones que ahora están siendo investigadas por presunta estafa.

Un abogado denuncia a Almeida

Sin embargo, esta no es la única novedad de las últimas horas. El abogado Fernando Pamos de la Hoz ha presentado una querella directamente contra el alcalde de Madrid. "Interpongo una denuncia por un presunto delito de omisión del deber de perseguir delito contra Don José Luis Martínez Almeida por su condición de funcionario y autoridad", se indica en la querella.

Por su parte, Almeida se ha defendido atacando al abogado: "Tengo claro que este abogado no ha actuado por iniciativa, sino dirigido; el PSOE está enfrascado, sin duda, en una cacería que no tiene ningún tipo de justificación", ha denunciado.

Es cierto que, en 2003, Pamos de la Hoz representó a cinco militantes socialistas por el 'tamayazo', pero no presentó la denuncia del PSOE, sino la de esos militantes a titulo individual. Ahora esta querella abre una nueva línea de investigación al poner el foco en las responsabilidades políticas del caso.

¿Puede acabar imputado el alcalde de Madrid?

¿Es posible una imputación del Ayuntamiento de Madrid? Alfonso Pérez Medina habló en laSexta Noche de la querella que "le puede dar un nuevo giro a este caso", presentada por el abogado Fernando Pamos de la Hoz. En ella, según explica el experto en tribunales de laSexta, le atribuye "la omisión del deber de perseguir delitos", ya que fue el Sepblac y no el Consistorio quien dio la voz de alarma de la presunta estafa.

Esto implica que la Fiscalía "va a tener que decir si tiene que ser llamado a declarar como investigado o no el alcalde de Madrid, si tenía algún tipo de responsabilidad por no denunciar esos hechos". "Abriría una nueva vía a la investigación, se podría mirar el asunto de las responsabilidades políticas", resumió Pérez Medina, cuya explicación completa puedes ver en este vídeo.