20 de noviembre de 2019. Hoy se celebra el 44 aniversario de la muerte de Franco, el primero sin los restos del dictador en el Valle de los Caídos. Allí se ha celebrado una misa, a la que han asistido 300 personas y en la que se ha rogado "por el alma de los hermanos José Antonio y Francisco, los caídos aquí enterrados".

Durante la jornada se han depositado numerosas flores sobre la lápida de Primo de Rivera y un ramo en la zona en la que se encontraba enterrado el dictador franquista. Además, en la homilía se ha podido escuchar algún 'viva Franco' y se ha podido ver algún saludo fascista y la bandera preconstitucional.

Mientras, miembros de la Fundación Francisco Franco y Francis Franco han acudido al panteón del cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, donde fueron inhumados los restos del dictador, para depositar una corona.

"Vengo a la misa de siempre y con las ganas de siempre, a pesar de la exhumación"

A las 10:00 horas, cuando se ha abierto el Valle de los Caídos, ya había una decena de vehículos concentrados en la puerta para acceder al recinto. "Voy a mi asiento en la misa de siempre y con las ganas de siempre, a pesar de la exhumación", ha señalado un matrimonio en declaraciones a EFE. Además, han hablado de "profanación" para referirse a la salida de los restos del dictador.

Durante el acto litúrgico que se ha celebrado en el Valle de los Caídos, se ha realizado, además, una plegaria por los difuntos de "ambos bandos que confrontaron en una guerra por una España mejor".

"Impedir que se rece por un difunto es una injusticia y un desagradecimiento", ha señalado el religioso encargado de oficiar la misa, que después ha demandado "un pensamiento para todos los caídos para que su "recuerdo fomente la paz entre los españoles".