El Govern ha aceptado ofrecimiento de Núria de Gispert de renunciar a la Creu de Sant Jordi que la Generalitat le concedió, a raíz de la polémica suscitada por varios comentarios de la expresidenta del Parlament en Twitter.

Precisamente a través de Twitter, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha confirmado que el ejecutivo catalán aceptaba la renuncia, al agradecer a De Gispert un gesto que, ha dicho, "le honora y avala su trayectoria de compromiso con las instituciones de Cataluña".

Núria de Gispert, dirigente en la actualidad de Demòcrates, una escisión independentista de Unió, había compartido un tuit que mostraba un montaje en el que aparecía una información presuntamente difundida por la Asociación Catalana de Productores de Porcino, titulada "Cataluña aumenta sus exportaciones", y añadía sarcásticamente: "Girauta a Toledo. Arrimadas a Madriz. Millo a Andalusia. Dolors Montserrat a la UE".

 

Junto a este montaje, De Gispert había escrito un comentario: "Para todos vosotros, para aquellos que desean que vuelva la dignidad a nuestras instituciones".

La expresidenta del Parlament borró el mismo día su tuit y aseguró que "nunca" había querido llamar "cerdo" a nadie.

Por su parte, Ciudadanos pidió la comparecencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament para que diera explicaciones sobre la concesión de la Creu de Sant Jordi a la expresidenta de la cámara y le instó a retirarle este reconocimiento.