El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños se ha pronunciado sobre el acuerdo con la Iglesia para que devuelva casi 1.000 bienes de los que se apropió entre 1998 y 2015. Valorando como positivo el acuerdo y destacando que ha sido un trabajo arduo de revisar miles de bienes, Bolaños ha explicado cómo se procederá a partir de ahora.

"Va a ser un proceso de la mano de los ayuntamientos, que son los que mejor conocen su territorio" ha señalado en una entrevista en Hora 25. "Nos pondremos en contacto con la Federación Española de Municipios y Provincias, para que todos los ayuntamientos tengan la información de los bienes que pertenecen a sus términos municipales para que vayan encontrando a sus legítimos titulares", ha añadido.

No obstante, ha reconocido la dificultad de dar con los dueños legítimos. En ese caso, los ayuntamientos asumirán la titularidad municipal de esos bienes.

Bolaños ha destacado también que se trata de un primer acuerdo sobre un listado con casi 35.000 bienes, algunos de los cuales fueron vendidos posteriormente. En cuanto a si la Iglesia tendrá que pagar IBI, algo de lo que ahora están exentos, el ministro ha llamado a ir paso a paso, respetando los tiempos del diálogo. "Espero que antes del final de la legislatura podamos tener resultados tangibles", ha sentenciado.

Preguntado en Al Rojo Vivo después por propiedades que la Iglesia haya vendido a terceros y si se pueden recuperar, Bolaños ha explicado que se trata de una cuestión jurídica. "Habrá que ver si es tercero ha sido un comprador de buena fe y si el titular del bien que se ha vendido tiene derecho a algún tipo de indemnización, algo que es así", señala. Un proceso que será "arduo y complicado" en cada caso concreto.

Un año después

El Gobierno remitió el pasado febrero al Congreso de los Diputados la lista completa de los bienes que la Iglesia Católica se inmatriculó entre 1998 y 2015, gracias a la Ley Hipotecaria modificada por el Gobierno de Aznar que les permitía registrarse como propiedad terrenos sin más documento que una certificación eclesiástica.

Entre estos bienes figuran edificios tan emblemáticos como la Mezquita de Córdoba, la Giralda y la Catedral de Sevilla, pero también pisos, plazas, fuentes, frontones y todo tipo de parcelas.

El 86,7% de los registros se hicieron con este método. 30.335 se registraron como clericales con la firma de la autoridad eclesiástica como único certificado de propiedad y solo 4.626 fueron inmatriculadas con otro título "bastante y suficiente" para demostrar la propiedad.

Del total de inmuebles que se firmaron a nombre de la Iglesia en esos 17 años, 20.014 son propiamente templos o dependencias complementarias destinadas al culto, y 14.947 son otros terrenos como locales, solares o pisos.

Las tres comunidades autónomas en las que se produjo un mayor número de estas inmatriculaciones son Castilla y León, Galicia y Cataluña, que suman 21.566 registros a nombre de la Iglesia. Por provincias, el ranking lo encabezan A Coruña, Lleida, Cantabria, León y Ourense.

En el buscador bajo estas líneas, puedes consultar por provincias todos los bienes que la Iglesia se inmatriculó gracias a la reforma de Aznar. En los documentos más abajo, puedes leer el listado completo: