Interior ordena el despliegue de más de 7.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil para hacer cumplir el estado de alarma. Se van a poner controles de manera inmediata, en los accesos de la red viaria y en las principales infraestructuras de transporte.

"En el marco legal del estado de alarma, se ha ordenado el despliegue de efectivos de policía y guardia civil, necesarios para el cumplimiento de las medidas. Y para ayudar al personal sanitario también en esta tarea", ha anunciado Grande Marlaska, el ministro de Interior, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado el decreto del estado de alarma en Madrid.

Según ha explicado, para garantizar la coordinación, se ha constituido un centro de coordinación que se reunirá todos los días en la Secretaría de Estado de Seguridad.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha rescatado las medidas tumbadas por la justicia restringe las entradas y salidas de diez municipios municipios tras la anulación del confinamiento perimetral en Madrid capital y otros nueve municipios de la región.

Desde la Comunidad de Madrid se han pronunciado en contra del estado de alarma e insisten en defender las restricciones sanitarias por zonas básicas de salud. Esta es la propuesta que ha presentado Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad, en una comparecencia en la que ha asegurado no entender la decisión del Ejecutivo central.

A mediodía, Díaz Ayuso llamaba a Sánchez para abordar otras alternativas legales existentes. Había tres posibilidades: que la Comunidad de Madrid, como autoridad competente en materia sanitaria, dictara una Orden al amparo de lo establecido en el articulo 3 de la Ley Organica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Publica.

En segundo lugar, que solicitara la declaración del estado de alarma para que fuera el Gobierno de España conjuntamente con la Comunidad de Madrid quien lo declarase y ratificar las medidas en cuestión. Si no se aplicara ninguna de estas opciones anteriores, sería entonces el Gobierno de España quien declarase el estado de alarma, sin necesidad de que se formule previamente una solicitud, algo que finalmente ha sucedido.