A partir del 1 de julio, los viajeros que lleguen a España procedentes de países extranjeros no tendrán que guardar 14 días de cuarentena, como venían haciendo desde que entró en vigor esta obligación el pasado 15 de mayo. Así lo ha podido adelantar laSexta, antes de que la ministra de asuntos Exteriores, Arancha González Laya, confirmase el levantamiento de esta medida a través de Twitter y el Ejecutivo la anunciase de forma oficial.

"Lo más difícil ha quedado atrás. Desde julio reactivamos gradualmente el turismo internacional, levantamos la cuarentena y aseguramos condiciones de seguridad sanitaria", indicaba la ministra en su publicación, tras una reunión interministerial en la que también han participado las vicepresidentas Teresa Ribera y Nadia Calviño y los ministros de Interior, Transportes, Sanidad e Industria.

 

González Laya niega presiones del sector turístico

Minutos después de confirmar la medida, González Laya ha recordado en entrevista con Al Rojo Vivo que "el presidente ya lo dijo el sábado, a partir de julio se relanza el turismo internacional". A partir de ese momento, ha dicho, se levantará el aislamiento obligatorio y se asegurarán las "máximas condiciones de protección sanitaria diferentes de la cuarentena", que "ya no será necesaria".

La decisión llega después de que una ministra del Gobierno francés desaconsejase a sus ciudadanos venir a España de vacaciones. No obstante, la titular de Exteriores ha asegurado que el ministro de Turismo galo ya explicó "que se trató de una pequeña confusión" y que "no hay ningún problema para que los franceses vengan a España".

"España está preparada para discutir con sus socios comunitarios cómo vamos a coordinar a nivel europeo este levantamiento de medidas, cómo vamos a asegurarnos que cuando los turistas puedan entrar lo hagan en condiciones similares en países que estén en condiciones similares", ha agregado.

Asimismo, ha negado presiones del sector turístico para levantar las cuarentenas, las cuales -ha dicho- eran "el resultado lógico" de la situación de confinamiento y restricción a los movimientos. "A medida que en España vamos ganando espacios de libertad, estas medidas pueden cambiar", ha apuntado.

"Sustituimos la cuarentena por otras medidas en frontera, pero no lo hemos hecho antes de saber cuándo van a poder moverse libremente los ciudadanos españoles dentro de nuestro territorio", ha asegurado.