El Gobierno ha salido en defensa del presidente del Senado, Manuel Cruz, ante las acusaciones de plagio en uno de sus manuales de Filosofía recogidas por el diario 'ABC', que asegura que Cruz copió "a un mínimo de nueve autores" en su libro 'Filosofía contemporánea', publicado en 2002.

Según el citado medio, el político del PSC y profesor universitario habría copiado y pegado párrafos completos de manuales y otras obras de filósofos de reconocido prestigio, sin citar ni entrecomillar.

El presidente de la Cámara Alta ha rechazado estas alegaciones, asegurando tajantemente a través de su Twitter que "es falso que haya cometido plagio". "No se puede jugar con la honra y el prestigio de las personas", ha añadido, en un publicación en la que recalca que "no todo vale".

 

Además, ha adjuntado un comunicado emitido por su equipo, en el que se afirma que las acusaciones de 'ABC' corresponden a "coincidencias mínimas entre comentaristas que han leído y trabajado sobre el mismo autor" y que Manuel Cruz "mantiene intacto su compromiso político".

En dicha nota, asimismo se argumenta que la obra en cuestión "no es una obra creativa propia" sino "un manual divulgativo para estudiantes en el que se incluyen datos biográficos y de la trayectoria de pensamiento de dichos autores".

El Gobierno, por su parte, ha salido en defensa del presidente del Senado. Preguntada directamente acerca de si el caso supone un problema para que Cruz siga al frente de la Cámara Alta, la ministra portavoz, Isabel Celaá, ha negado que las mencionadas acusaciones comprometan su futuro, como puedes escuchar aquí:

En declaraciones a 'Onda Cero', Celaá ha puesto de manifiesto que Cruz es un filósofo reputado y ha indicado que, "más allá de un texto literal de dos líneas", un plagio consiste en hacer pasar como propia "una trama, una idea o un concepto" y ha minimizado la polémica que afecta al presidente del Senado. "No me parece un plagio", ha dicho.

"Tiene todo el respeto profesional e intelectual, y esto no le corresponde", ha indicado sobre Cruz, aunque Celaá ha apuntado que, en todo caso, el presidente de la Cámara Alta dará explicaciones sobre este asunto.

Por su parte, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha tachado las acusaciones de no tener "ningún fundamento" y ha señalado que "este tipo de ataques no hacen ningún bien a la imagen que tienen los ciudadanos de la política".