El Gobierno ha decidido prorrogar el decreto 'antidesahucios' y que prohíbe los cortes de suministros hasta el 31 de octubre, a apenas diez días de que aspiren las medidas extraordinarias adoptadas por el COVID-19 el próximo 9 de agosto.

Según fuentes del Gobierno a laSexta, el nuevo ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la titular de Derechos Sociales, Ione Belarra, han acordado extender el llamado "escudo social" hasta finales del mes de octubre "para garantizar la protección social de todos los y las ciudadanas".

Entre las medidas que se van a prorrogar se encuentra la prohibición de los desahucios sin alternativa habitacional, la de los cortes de suministros básicos de luz y agua y la ampliación del derecho al bono social para consumidores vulnerables.

El Consejo de Ministros del próximo martes, el último antes del receso estival, aprobará la ampliación de dicho Real Decreto-ley en un trabajo, señalan las mismas fuentes, que ha sido "conjunto y coordinado" entre todos los departamentos implicados.

El Gobierno aprobó el llamado 'decreto antidesahucios' en diciembre de 2020, tras una tensa negociación entre los socios de la coalición, ya que Unidas Podemos rechazaba incluir en él el derecho de los propietarios a solicitar una compensación por el perjuicio que les hubiese ocasionado la suspensión de un lanzamiento de una familia vulnerable sin contrato de arrendamiento.

Finalmente, el entonces vicepresidente Pablo Iglesias aceptó incluir esta compensación y el decreto se aprobó como medida excepcional, mientras durase el estado de alarma. Cuando éste finalizó, el pasado 9 de mayo, el Ejecutivo prorrogó el decreto por tres meses, hasta el próximo 9 de agosto.

Si bien el entonces titular de Transportes, José Luis Ábalos, anunció el mes pasado que no habría más prórrogas ya que se aprobaría un nuevo decreto para proteger de manera "estructural" a las familias vulnerables sin alternativa habitacional hasta que salga adelante la Ley por el Derecho a la Vivienda, el Ejecutivo ha aprobado extender este decreto ya que es más amplio e incluye más asuntos, no solo la prohibición de lanzamientos.

El ministro contaba con tener atado el anteproyecto de ley para el último Consejo de Ministros antes del verano. Sin embargo, la crisis de Gobierno y el retraso en las negociaciones no lo han permitido.