"Toda la sociedad tiene que estar unida para proteger a los más vulnerables. Hay que respetar las reglas, particularmente las personas que tienen un papel público". Así se ha pronunciado el Gobierno, en concreto la parte socialista, sobre la vacunación de las infantas Elena y Cristina en Emiratos Árabes, recalcando desde el PSOE que están haciendo "un flaco favor a la institución" y es algo "inoportuno" porque "podían sensibles con la situación".

Las hermanas del rey aprovecharon una visita a su padre en febrero para que les fueran administradas las dosis contra el coronavirus, según ha publicado 'El Confidencial'. Una noticia que desde el Ejecutivo tachan de "sorprendente" y por la que hablan de "trato de favor".

El ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, ha dicho que le parece "fatal", "muy mal" y un error que se hayan vacunado, pero ha querido subrayar que "no lo ha hecho ni en el rey ni la reina" ni sus hijas.

Menos contundente se ha mostrado la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha preferido "no calificarlo" pero sí ha dicho que es una noticia "sorprendente". Asimismo, en una entrevista en la 'Ser' ha recordado que "la sociedad tiene que estar unida para proteger a los más vulnerables" y "respetar las reglas, particularmente las personas que tienen un papel público, es parte de vivir en sociedad".

En este sentido, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha manifestado que hay "una sensación de que hay trato de favor y una institución que debería ser ejemplar no lo está siendo". En declaraciones en 'TVE' ha calificado la "situación de preocupante" y se ha preguntado "para qué sirve la Monarquía", regresando a uno de los debates que tensiona a los socios de coalición.

Hay una sensación de que hay trato de favor y una institución que debería ser ejemplar no lo está siendo"

Irene Montero

El vicepresidente Iglesias también se ha referido "al debate del horizonte republicano" al considerar que "los escándalos" que se van publicando sobre la Casa Real "empujan" a ello. "La Casa Real ofrece nuevos escándalos que producen indignación y la presunta corrupción del exjefe del Estado empuja hacia el debate", ha señalado.

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, Martínez-Almeida, ha insistido en que "las infantas no le han quitado la vacuna a ningún español" y ha pedido que "no se vincule a la Casa Real". En el PP dicen también que "es una decisión personal".

Almeida defiende a la Casa Real y pide que se desvincule lo ocurrido con esta institución

Desde Ciudadanos, el portavoz parlamentario, Edmundo Bal, ha dicho que les parece "fatal" y que ha sido una sorpresa y ha mostrado su condena "sin paliativos".

"Las hermanas del rey tienen una imagen pública y como tal deben ser ejemplares y cumplir a rajatabla las normas", ha apuntado: "Que haya personas que porque tienen mucho dinero o un cargo hagan eso, es muy decepcionante, muy mal.

También se ha mostrado muy crítico Gabriel Rufián, que ha recordado que hay "miles de personas pobres" que recorren miles de kilómetros "en cayucos para poder trabajar y tener una vida digna", mientras otras "personas ricas recorren miles de kilómetros para ver a su padre fugado y vacunarse mucho antes que cualquiera".

En la misma línea se ha pronunciado el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, en su cuenta de Twitter, refiriéndose al emérito como un "fugado". Además, ha apuntado que lo que ha ocurrido "es una falta de respeto a nuestro país".