El Gobierno negocia con los agentes sociales una ayuda extraordinaria para aquellos trabajadores desempleados que hayan agotado las ayudas a las que tenían derecho desde el inicio del estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo y el 30 de septiembre.

El departamento de Yolanda Díaz ha impulsado este nuevo subsidio de emergencia que ahora perfila con sindicatos y patronal, que afectará a 550.000 parados. Según informa 'El País', se trata de una ayuda mensual de 430 euros durante tres meses, pero también negocia una mejora en la forma en que se calcula la prestación de afectados por ERTE que trabajan a tiempo parcial, de la que se beneficiarían 150.000 personas.

"Está casi todo. Solo estamos a la espera de recibir la redacción para ver cómo se concreta lo que hemos hablado", apunta un negociador al diario, que sin embargo señala que nadie da el acuerdo por cerrado hasta que llegue el documento.

Coste superior a 700 millones

Para esta ayuda trimestral, a diferencia de otros subsidios, no será necesario acreditar que no se llega a un mínimo de renta y su coste rondará los 710 millones de euros, cuantía que se se elevará al mejorar la paga que reciben los afectados por ERTE que trabajan a tiempo parcial, sin embargo, calcular el coste de esta segunda medida es más complejo, ya que depende de la base de cotización y de las horas de trabajo de beneficiario.

El periódico apunta que la negociación se está desarollando sin discrepancias entre sindicatos y patronal, ya que esta ayuda era similar a una de las reivindicaciones de los empresarios desde el inicio de la pandemia.

El acuerdo debe ser todavía refrendado por el ministerio de Hacienda, desde el departamento de María Jesús Montero, señalan que aún no es el momento de entrar en escena, pero señalan estar al tanto del desarrollo de las conversaciones.