Tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, ahora la estrategia del gobierno es esta: "Pedir responsabilidad a PP y Cs para facilitar que arranque la legislatura". Así lo ha dicho María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad en funciones.

Piden la abstención de PP y Ciudadanos, pero precisamente la posible abstención de Bildu en Navarra para investir a la socialista Chivite es intolerable para para los populares.

"Sánchez es capaz de acabar con todo para quedarse él solo en el sillón de Moncloa, con esos acuerdos no tiene nada que ver con el PP para el futuro de España", ha dicho Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP.

Misma visión desde Ciudadanos. "Sánchez prefiere pactar con nacionalistas y populistas. No podemos darle apoyo, ni ahora, ni en septiembre", ha asegurado Lorena Roldán, portavoz de Cs en el Parlament y el Senado.

Pese a ello, desde el Ejecutivo insisten: sin gobierno de coalición ahora hay que mover ficha. "Le toca el turno a la derecha, ha de desbloquear", ha dicho el secretario general de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Porque continúa la decepción en las filas socialistas con el que era su socio preferente. "Iglesias ha bloqueado dos veces la investidura de Sánchez, dijo que no iba a ser un problema y lo ha acabado siendo", ha apuntado Miquel Iceta en El Periódico.

Sin embargo, Echenique, en La Razón, culpa a Sánchez de actuar como si tuviese Mayoría absoluta y alerta: "Sería una irresponsabilidad que Sánchez obligara a votar por querer quedarse con todo el poder".

Ante la posibilidad que ofrece el PSOE de la vía portuguesa, un acuerdo programático como sugería IU, creen que el problema es "que el acuerdo programático no es garantía de que se pongan en marcha ciertas políticas".

Sin embargo, Aitor Esteban cree que es algo que está en manos de la formación de Iglesias. "Depende de Podemos, pero están empeñados en formar parte del gobierno y de ahí no salen", ha destacado en Noticias de Gipuzkoa.

Desde ERC llaman al entendimiento y piden que se acaben los reproches. "A ver si cuando acaben de echarse la culpa los unos a los otros sacan un rato para hacer su trabajo y ponerse de acuerdo", ha escrito en Twitter Gabriel Rufián.

Considera, además, Esteban que ir a las urnas sería una barbaridad.