Pedro Sánchez ha anunciado en una rueda de prensa las medidas que implantará el Gobierno en las próximas horas para combatir la epidemia del coronavirus tras declarar el estado de alarma. Las medidas se pondrán marcha en cuanto se publique el Real Decreto en el Boletín Oficial del Estado, a las 00:00 horas de este domingo, 15 de marzo.

"Estábamos en la fase de contención reforzada, siguiendo los criterios de quienes tienen el mayor conocimiento sobre esta epidemia. Entramos en una nueva fase, la activación del estrado de alarma", ha destacado Sánchez, que ha recordado que esta no es "una situación estática", y ha asegurado que la determinación del Gobierno es "máxima": "Estamos preparados y no nos va a temblar la mano para ganar al virus".

El presidente del Gobierno ha reconocido que las medidas que se van a adoptar "son drásticas y van a tener, desgraciadamente, consecuencias". Por ello, según ha continuado, el Consejo de Ministros ha acordado implementar una serie de medidas "para paliar los efectos económicos y sociales del estado de alarma". A destacar: el apoyo a los trabajadores, autónomos, empresarios, familias y a los colectivos más vulnerables; el apoyo a la flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar los despidos; el apoyo a la actividad económica para garantizar la liquidez; y el apoyo a la investigación de la vacuna sobre el coronavirus.

Limitación de movimiento y otras medidas que recoge el Real Decreto

"El estado de alarma afectará a todo el territorio español durante 15 días, que podrán prorrogarse con la autorización del Congreso si fuera necesario. A partir de hoy, la autoridad competente en todo el territorio será el Gobierno de España", ha declarado Pedro Sánchez, que ha pasado a detallar las medidas que recoge el Real Decreto para hacer frente a la epidemia de coronavirus en España.

Según ha explicado el presidente, se prohíbe el libre movimiento de las personas en todo el territorio, habiendo varias excepciones: los ciudadanos no podrán salir de sus domicilios salvo para comprar alimentos y otros productos de primera necesidad, para ir y volver del trabajo, ir a servicios médicos y para el cuidado de mayores. Se permitirá además el repostaje en gasolineras. En estos casos se deberá actuar "individualmente, salvo personas que necesiten acompañamiento", ha indicado.

"Se adoptarán medidas críticas para garantizar servicios básico"

El presidente ha continuado explicando que queda suspendida "la actividad minorista", a excepción de aquellos que dispensen "alimentos y productos y bienes de primera necesidad". Junto a ellos, "farmacias, médicos, ópticas, ortopedias, prensa, combustibles, estancos, equipos tecnológicos, tintorerías, peluquerías y el comercio por internet o por correspondencia" quedarán disponibles para el uso de la ciudadanía.

Sánchez también ha anunciado la suspensión de "la actividad educativa presencial en todos grados y niveles de enseñanza", si bien "se mantendrán las modalidades a distancia y 'online' siempre que sea posible". Se suspende asimismo la apertura de museos, archivos, bibliotecas o lugares de espectáculos públicos, deportivos o de ocio, así como los servicios de hostelería y restauranción, pudiendo prestar solo servicios de entrega a domicilio. Sánchez también ha precisado que quedarán suspendidos actos como desfiles y fiestas populares.

Por otra parte, el líder del Ejecutivo ha manifestado que todas infraestructuras de relevancia "adoptarán medidas críticas para garantizar servicios, también para empresas y proveedores que, no teniendo consideración de críticos, son esenciales. Todo, con el objetivo de "garantizar suministro alimentario, así como suministro de energía eléctrica, gas natural y derivados". También se garantiza el 100% de los servicios de cercanías ferroviarios y marítimo, se reducen a la mitad los de media distancia y los regulares por carretera y marítimo.

Robles, Grande-Marlaska, Ábalos e Illa, "autoridades competentes"

El líder del Ejecutivo ha detallado quiénes serán las "autoridades competentes" que acompañarán a la Presidencia del Gobierno en el ejercicio de las funciones contempladas" en este Real Decreto: la ministra de Defensa, Margarita Robles; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el ministro de Movilidad y Transportes, José Luis Ábalos; y el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Sánchez ha incidido además en que, para "aquellas áreas que no recaigan en las competencias de algunos de los titulares, la autoridad competente será Sanidad".

Sánchez ha dejado claro que los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a efectos del Real Decreto, quedan "bajo órdenes directas del Ministerio del Interior". En esta línea, ha seguido, "en cualquier momento, y cuando sea necesario para la eficacia de las medidas, dispondremos de la actuación de las Fuerzas Armadas. El Ejército está preparado".

También, "todas las autoridades civiles, y en particular las sanitarias, así como sus funcionarios, quedan bajo orden directa del Ministerio de Sanidad", ha dicho Sánchez. Por su parte, las administraciones públicas locales y autónomicas mantendrán la gestión de sus correspondientes servicios sanitarios, "asegurando su funcionamiento como hasta ahora", ha aclarado Sánchez, que ha añadido que los "medios civiles públicos y privados se ponen a disposición del ministro de Sanidad, y se reserva usarlos para garantizar equidad y cohesión en todo el territorio".

Sanidad, ha continuado Sánchez, podrá "impartir órdenes" para garantizar el suministro de bienes y asegurar el abastecimiento, como la ocupación transitoria de "talleres o establecimientos", las "requisas temporales" o la imposición de "prestaciones personales obligatorias". Finalmente, el presidente del Gobierno ha pedido al resto de partido y a los ciudadanos "dejar a un lado sus diferencias" con el objetivo de vencer al virus: "No hay ideologías, ni territorios. Los ciudadanos son lo primero, aprendamos de los 40 años de la Constitución. Debemos ser el gran país que somos".