Félix Bolaños evita valorar la destitución del ministro de Finanzas argelino, producida apenas una semana después de la congelación del comercio exterior con España, pero insiste en la necesidad de restablecer "cuanto antes" las relaciones con el país africano.

"Seguimos considerando a Argelia un país amigo", ha defendido el ministro de la Presidencia, en declaraciones este martes a la 'Cadena SER' poco después del cese de Abderrahmane Raouya. Una decisión, ha dicho, "que corresponde al Gobierno argelino" y que Bolaños ha rechazado "interpretar ni entrar a valorar".

Así, el ministro ha abogado por dejar trabajar a la diplomacia "con discreción" para "recuperar la normalidad" de las relaciones bilaterales. "Está habiendo trabajo discreto", ha asegurado, agregando que "hay que dejar que vaya teniendo sus frutos".

Por otra parte, el ministro ha insistido en que Argel "suspendió" y no "rompió" la semana pasada el tratado de amistad con Madrid. "Ahora lo que tenemos que hacer es cuanto antes restablecer esas relaciones", ha reiterado. "Nosotros seguimos considerando a Argelia un país amigo, un país fiable, un socio fiable", ha remachado.

Bolaños se ha pronunciado así una semana después del estallido de la crisis diplomática, originada a raíz del giro del Ejecutivo con respecto al Sáhara y su apoyo a la propuesta de autonomía de Marruecos. En este sentido, el ministro ha defendido la "importancia" del acuerdo con Rabat, asegurando que "ya hay frutos", y ha negado que haya sido un error de cálculo

Bolaños defiende a Albares

Por otra parte, Bolaños ha defendido al titular de Exteriores, José Manuel Albares, después el Gobierno argelino, a través de su agencia oficial de prensa, haya cargado duramente contra él, tachándole de "pirómano" y "ministro amateur".

"Albares es un magnífico ministro de Asuntos Exteriores", ha aseverado Bolaños a la citada cadena radiofónica, donde ha asegurado que "todas las decisiones que ha tomado han sido buscando el interés de España" y ha trasladado toda su "consideración", "respeto" y "apoyo" a las decisiones del ministro.