Según ha podido laSexta, el Gobierno impedirá que la sanidad privada pueda realizar ERTE con motivo de la situación excepcional que atraviesa nuestro país por la crisis por coronavirus.

"Estamos estudiando la mejor alternativa técnica para que ninguna entidad sanitaria privada ni centro de mayores pueda suspender su actividad durante esta crisis sanitaria y social", han confirmado a laSexta fuentes del Ejecutivo.

El anuncio se produce a tenor de lo expresado por el sindicato UGT, que indicó la existencia de centros sanitarios de titularidad privada que estaban impulsando expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para reducir gastos de personal y "aprovecharse de las medidas anunciadas por el Gobierno" frente a la pandemia de coronavirus.

El sindicato ya había advertido en un comunicado de que "el Real Decreto aprobado por el Ejecutivo sólo admite los ERTE en aquellas actividades afectadas directamente por el cierre o la disminución de prestación de servicios durante el estado de alarma", por lo que se cuestionaba que el servicio sanitario entrase dentro de este criterio.

La actuación proviene de empresas como Ambulancias Falck o la clínica Sagrada Familia de Barcelona, ambas muy cuestionadas por UGT en "un momento -ha espetado- en que todos los esfuerzos, públicos y privados, se tienen que poner al servicio de la ciudadanía para frenar esta pandemia". No obstante, ambos casos no podrán ser efectuados.