Una de las grandes batallas en el seno del Gobierno para alcanzar un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha sido el impuesto a las grandes empresas. Finalmente, se ha pactado un mínimo del 15% en el impuesto de sociedades que recaudará "en torno a unos 400 millones de euros", según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Una cifra considerablemente inferior a la que estimaba Unidas Podemos. En declaraciones a 'RNE', la titular de Derechos Sociales, Ione Belarra, calculaba este miércoles que se podría recaudar "entre 3.000 y 8.000 millones de euros al año".

Al final los socios en el Ejecutivo han decidido que el tipo mínimo del 15% se aplique sobre la base imponible, que es menor que el beneficio. Por ejemplo, en el caso de una compañía que gana mil millones de euros en un año, ese sería su beneficio contable. Una vez aplicadas las desgravaciones, reducciones y deducciones a las que tiene derecho, esa cifra bajaría considerablemente y sería sobre esa cantidad sobre la que se aplicaría el mínimo del 15%.

La patronal, por su parte, asegura que las compañías españolas están cumpliendo con las leyes tributarias. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, tacha de "bulo" que las empresas estén pagando menos del 15%. "La mayoría pagan del orden del 18%", insiste.

Sin embargo, según Hacienda sí habría empresas que ahora mismo estarían tributando por debajo de ese 15% "en torno a 1.070 empresas", según ha precisado este mismo jueves la ministra Montero, que incidía en que se trata de "una parte muy pequeña de nuestro tejido productivo".

Son pocas empresas y, además, según los expertos, aunque no estén pagando el 15% están cerca de ese porcentaje. Pero, ¿cuáles son esas compañías? Según indica Eduardo Gracia, vicepresidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF), se trata de "grandes empresas que están muy establecidas por el exterior, más allá de España".

Según el Ejecutivo, la medida, aprobada este jueves en el Consejo de Ministros, sitúa a España a la vanguardia de la fiscalidad internacional.