El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la declaración de zonas gravemente afectadas por una Emergencia de Protección Civil, el mecanismo anteriormente conocido como 'zona catastrófica', en las áreas de 15 comunidades autónomas que han sido afectadas este verano por los incendios forestales.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha confirmado lo adelantado ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su visita a Bejís (Castellón) para conocer de primera mano las zonas arrasadas por el fuego. "Este decreto afecta a 15 comunidades autónomas, a todas excepto a las ciudades autónomas, Cantabria y Asturias", ha señalado la titular de Política Territorial. Asimismo, ha cifrado en 120 los incendios contabilizados en todo este año y ha lamentado que, debido al cambio climático, las 50.000 hectáreas que ardieron el año pasado se queden pequeñas comparadas con las más de 200.000 ha arrasadas en lo que llevamos de 2022.

"Es el momento de echar una mano a las comunidades autónomas, de colaborar en esa que es su competencia", ha insistido Rodríguez, en su lucha frente a unos "fuegos diferentes" a causa del cambio climático.

La declaración de zona catastrófica por parte del Ejecutivo permite la toma de medidas en distintos ámbitos, como fiscales, laborales y de Seguridad Social, para garantizar la recuperación de los lugares afectados por la catástrofe.