El Gobierno ha convocado al embajador de EEUU para mostrarle su "rechazo frontal" a los aranceles que ha anunciado el Ejecutivo de Donald Trump.

En un comunicado ha quedado caro el malestar del Gobierno español con todo lo que puede suceder en los próximos días si se lleva a cabo esa subida de aranceles.

Si no se llega a un acuerdo, España pedirá a la Unión Europea que adopte medidas inmediatas que den una respuesta contra la administración de Donald Trump.

"El Gobierno español reaccionará de forma inmediata con firmeza y claridad" para defender los intereses de ciudadanos y empresas españoles, sostiene el texto.

"Se activarán todas las medidas legales"

Además, añade que "se activarán todas las medidas legales a su alcance, dentro de marco multilateral y en coordinación con la Comisión Europea y nuestros socios europeos"

Además, el Ejecutivo solicitará a la UE la movilización de recursos financieros para ayudar al sector agrícola y la activación de ayudas para el aceite de oliva.

La convocatoria al embajador Duke Buchan, una medida de protesta diplomática más intensa que el mero envío de una 'nota verbal', la ha hecho el secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano.

Luis Planas: "Hay margen para la negociación"

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha asegurado que la medida de EEUU es "absolutamente inaceptable" y ha mostrado su esperanza para que se pueda llegar a una solución.

"Hay margen para la negociación, existe la posibilidad de que esta lista provisional se anule total, o parcialmente", ha afirmado Planas.