El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha confirmado este martes el hallazgo de rastros del programa de espionaje Pegasus en el teléfono del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como intentos fallidos para acceder al móvil del ministro de Agricultura, Luis Planas. El ataque se produjo en las mismas fechas que los que sufrieron, en sus respectivos dispositivos, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Grande-Marlaska se convierte de esta manera en el tercer miembro del Gobierno afectado por este escándalo.

Así lo ha detallado Isabel Rodríguez, ministra portavoz del Gobierno, en una intervención en la que ha estado acompañada por la titular de Defensa: "A lo largo de estos siete últimos días, el Centro Criptológico Nacional ha revisado todos los terminales de los miembros del Consejo de Ministros, extrayéndose que tres teléfonos han resultado infectados. Además de los teléfonos del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa, el tercer teléfono afectado ha sido el del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska".

"Ha existido también, y se ha constatado en el informe, un intento de infección fallido con Pegasus en el terminal del ministro de Agricultura, Luis Planas, en ese mismo mes de junio", ha proseguido explicando Rodríguez, que ha precisado que "en el resto de teléfonos" de los demás miembros de Gobierno no se han encontrado "restos de Pegasus". Y ha añadido: "Desde entonces y hasta ahora, los indicadores muestran que no existen infecciones compatibles con Pegasus".

Rodríguez ha comunicado que en las próximas horas el Gobierno pondrá esta información "a disposición de la Justicia con los informes del Centro Criptológico Nacional (CCN por sus siglas, dependiente del CNI) para ampliar la denuncia presentada el 2 de mayo". Grande-Marlaska entregó hace unos días al CCN tanto el móvil que utiliza actualmente para las comunicaciones oficiales como el que usaba en mayo de 2021, en plena escalada de tensión diplomática con Marruecos. Ha sido precisamente en ese segundo teléfono donde se han encontrados rastros de ataque a través de Pegasus.

De momento se desconocen los datos a los que tuvieron acceso los 'hackers' con el ataque con el programa Pegasus

Justo en esas fechas, en mayo y junio de 2021 el Gobierno mantuvo dos frentes importantísimos abiertos: gestionó la crisis por la entrada de miles de migrantes a Ceuta y también comunicó los indultos a los políticos catalanes por el referéndum del 1-O. Aunque por el momento se desconocen los datos a los que tuvieron acceso con el ataque con el programa, sí se sabe que se sustrajeron 400 megas y 6,3 gigas en dos pinchazos distintos.

Cabe destacar, en el caso del móvil de Pedro Sánchez, que el informe que se aportó en la denuncia presentada en la Audiencia Nacional refleja que la primera entrada de Pegasus en su móvil tuvo lugar entre el 17 y el 18 de mayo, justo después de que se produjera la entrada masiva de migrantes y Ceuta. De hecho, el 18 de mayo, Sánchez visitó la ciudad autónoma y también Melilla acompañado, precisamente, del titular de Interior. Un ministro que todavía no se ha pronunciado sobre esta cuestión.

De Esteban y Casteleiro en el CNI

En esa misma rueda de prensa, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha informado de la destitución de Paz Esteban como directora del CNI. La hasta ahora máxima responsable de los servicios secretos españoles se ha situado en los últimos días en el blanco de las críticas y los reproches por el espionaje con autorización judicial a líderes independentistas catalanes, entre los que se encuentra el president de la Generalitat, Pere Aragonès.

No obstante, Esteban continuará en el CNI, puesto que sigue siendo funcionaria de dicho órgano. En contraposición, será Esperanza Casteleiro, secretaria de Estado de Defensa, quien tome a partir de ahora los mandos del Centro Nacional de Inteligencia. "Es una mujer que lleva casi 40 años trabajando por España, por su país, trabajando por la seguridad", ha defendido Robles.

"Una mujer que ha sido cuatro años secretaria general del CNI", ha insistido la titular de Defensa, que ha puesto en valor varias veces la figura de la nueva directora del órgano de inteligencia español. Casteleiro, entre otros cargos, también fue la directora del gabinete de Robles, antes de ser ascendida a la número dos del departamento.