La Ministra de Sanidad ha confirmado en la rueda de prensa de este miércoles que el Consejo Interterritorial no ha abordado la posibilidad de pedir el pasaporte COVID para entrar en restaurantes o establecimientos porque no estaba en el orden del día.

Ante las informaciones de que algunas comunidades autónomas pondrían sobre la mesa de la reunión de la Interterritorial el uso del certificado Covid digital en bares y discotecas, Carolina Darias aseguró que esta cuestión no se abordó en la reunión.

Preguntada por si es legal o no solicitarlo para acceder a un local, se ha limitado a explicar que los usos que están regulados son los que permite la Unión Europea y que tienen el respaldo del Parlamento Europeo. No obstante, añade que las CCAA son las que pueden requerir este tipo de documentación porque está "dentro de sus competencias como autoridades sanitarias que son".

Todo después de que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, asegurara en una rueda de prensa tras reunirse con la Conferencia Sectorial de Turismo que tendrá que ser la Interterritorial de Salud quien estudie la posibilidad de darle otros usos al pasaporte COVID, más allá de agilizar los trámites para demostrar la inmunidad frente al coronavirus a la hora de viajar.

Maroto ha señalado que ello deberá ir acompañado de las garantías legales que lo permitan y no discriminen a la población no inmunizada. "Hay que dar las garantías jurídicas para que se pueda usar en la entrada a algunos establecimientos y que tenga usos distintos a los que se han validado", ha asegurado.

Esta medida ya se está aplicando en países como Francia o Italia y algunas comunidades como Galicia o Canarias ya lo están solicitando.

Más de once millones de pasaportes emitidos

Hasta el pasado lunes se han emitido más de once millones de pasaportes COVID, según ha cuantificado Maroto, que prevé una "recuperación gradual, con cierta volatilidad" de las cifras turísticas.

Ha recordado que el Gobierno confía en recuperar este año un 50% del turismo internacional de 2019, con un aumento del gasto medio, y que el turismo nacional alcanzará el 70% de las cifras de aquel año.

La reactivación estará en función de las restricciones que algunos de los principales emisores de turistas están imponiendo en los movimientos de sus nacionales, ha explicado Maroto, para quien el pasaporte digital -que permite viajar sin restricciones en la Unión Europea a quienes estén vacunados, hayan pasado el COVID o presenten prueba negativa- "da cierta tranquilidad".

Ha destacado el fuerte ritmo de vacunación en España, donde un 65 % de la población ha recibido al menos una dosis y más de 26 millones de ciudadanos tienen ya la pauta completa.

Son cifras que contrastan con las observadas en Estados Unidos, por ejemplo, donde "han llegado al límite" (la vacunación se sitúa en torno al 50 % de la población) porque "hay mucho negacionista", cosa que no ocurre en España, donde el porcentaje de rechazo es "mínimo".

Ha eludido avanzar datos de evolución del sector en el mes de julio pero ha valorado que las búsquedas de viajes y las reservas de plazas en las aerolíneas hacia España están "en niveles muy altos".