El Gobierno de Pedro Sánchez baraja prorrogar el estado de alarma por la crisis del coronavirus 15 días más de lo establecido, hasta el día 26 de abril, según ha podido saber laSexta,

La decisión todavía no está tomada y todo dependerá de los informes de los técnicos y de los expertos que trabajan en la crisis sanitaria por la pandemia.

En estos momentos el gran debate en el Ejecutivo son las condiciones en las que se realizará esa posible prórroga. Se estudia si se mantendrán las limitaciones de actividad económica solo a los servicios esenciales como ocurre esta semana.

Contactos con los líderes políticos

El Gobierno está teniendo en cuenta las presiones de los empresarios que exigen una flexibilización del confinamiento. Además, el presidente Pedro Sánchez tiene la intención de hablar este fin de semana con los líderes políticos de todos los partidos para consensuar las medidas que se vayan a adoptar.

Fuentes del PNV, según informa la periodista María Llapart, confirman que Sánchez habló este jueves con el lehendakari, Iñigo Urkullu, de la situación en general y quedaron en hablar en los próximos días.

La decisión se tiene que tomar como muy tarde el lunes, para convocar un pleno y un Consejo de Ministros antes del 11 de abril.

La decisión se tomará en los próximos días y como muy tarde se anunciará el próximo lunes, ya que hay que convocar Pleno para que el Congreso vote esa prórroga y luego Consejo de Ministros extraordinario, y todo antes de que el 11 de abril venza la actual prórroga.

Medidas del estado de alarma

El Ejecutivo decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, imponiendo medidas excepcionales con motivo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Entonces, prohibió los desplazamientos que no fueran de fuerza mayor, suspendió la actividad en restaurantes y otras instalaciones de ocio, entre otras restricciones. El pasado 22 de marzo, el líder del Ejecutivo anunció que prolongaba esta orden hasta el 11 de abril.

Además, el 28 de marzo Sánchez anunció que los trabajadores de actividades no esenciales deberían quedarse en casa desde el lunes 30 de marzo hasta el 9 de abril, jueves santo. Para ello estableció un permiso retribuido recuperable para los trabajadores afectados.

Está por ver si esa hipotética prórroga mantiene el cese de las actividades no esenciales y el permiso retribuido.

El ministro Grande-Marlaska ya explicó este jueves que "en los próximos días el presidente decidirá" sobre la posible prórroga del estado de alarma "siempre bajo los criterios científicos de las autoridades sanitarias".