El Gobierno ha aprobado la subida de 15 euros del Salario Mínimo Interprofesional en el Consejo de Ministros de este martes. Con este aumento, que entrará en vigor desde el 1 de septiembre, el SMI alcanzará los 965 euros.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha mostrado satisfecha con esta medida y ha asegurado estar "muy orgullosa de formar parte de un Gobierno que sale de la crisis subiendo los salarios". Así se ha manifestado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

"No salimos de esta crisis recortando derechos ni presumiendo de bajar los salarios, como otros gobiernos, sino que somos diferentes", ha señalado.

Díaz también se ha referido a aquellos "agoreros que decían que iba a venir el apocalipsis por la subida del SMI". En este sentido, ha defendido que "se ha demostrado que no es así" y que estas subidas han logrado "reducir la brecha de género dos puntos" y que los "deciles salariales más bajos, como las mujeres y los jóvenes, vean mejoradas sus rentas".

Asimismo, la ministra de Trabajo ha querido dejar claro que el Ejecutivo de coalición sigue trabajando para "garantizar la senda del comité de expertos, que señaló el camino para el final del 2023". Así, ha asegurado que cumplirán con las directrices de la carta social europea para que el SMI alcance "el 60% del salario medio del país".

"Hablar de subir el SMI no es hablar de economía financiera ni paraísos fiscales, es hablar de las rentas de nuestros barrios, que llegan a la economía real", ha sentenciado.

Durante su intervención en la rueda de prensa, también ha querido mostrarse agradecida con los agentes sociales, que "llevan meses trabajando para dialogar". Precisamente, este mismo martes Pepe Álvarez, secretario general de la UGT, ha tachado de "mierda" y de "miseria" esta subida y ha advertido al Gobierno de Sánchez de que si el 1 de enero el SMI no alcanza los 1.000 euros, "se olviden de los acuerdos" con su sindicato.