El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto sobre revalorización de las pensiones, que confirma la subida acordada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) e incluye al conjunto de prestaciones públicas, como pensiones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad u orfandad.

En concreto, se aprueba una subida del 0,9% de las pensiones contributivas y del 1,8% en el caso de las pensiones no contributivas, lo que beneficiará a más de 10 millones de pensionistas en España.

"Hemos revalorizado con la inflación esperada del 0,9% las pensiones contributivas", ha señalado en rueda de prensa el ministro José Luis Escrivá, que ha precisado que esta subida atañe tanto a las pensiones contributivas de la Seguridad Social como a aquellas en régimen de clases pasivas (antiguos empleados públicos).

"En el caso de los más vulnerables, de las prestaciones no contributivas, hemos hecho un esfuerzo adicional y la revalorización es del doble", ha apuntado el titular de Inclusión, que ha precisado que "es un coste fiscal en torno a los 1.500 millones de euros que va a suponer un aumento de pensiones a prácticamente 11 millones de pensionistas".

Según los últimos datos publicados este mismo martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, la nómina mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 10.087,70 millones de euros en enero, un montante que incluye esa revalorización del 0,9%.

La pensión media del sistema, que asimismo incluye esa revalorización de las pensiones contributivas, se situó en 1.028,19 euros a 1 de enero. De acuerdo con el departamento que dirige José Luis Escrivá, la pensión medida de jubilación fue de 1.182,07 euros, mientras que la pensión media de viudedad fue de 736,65 euros al mes.

Por otra parte, Escrivá ha indicado que aquellos trabajadores que salieron del mercado laboral durante la crisis financiera y no se han podido reincorporar se les aplicará el régimen de pensiones preexistente a la reforma de 2011 con efecto retroactivo desde el 1 de enero. Una medida que ha calificado como "de justicia".

En adelante, las pensiones se revalorizarán al IPC

"Este va a ser el último año en que las pensiones se revaloricen 'ad hoc'", ha señalado Escrivá, que recordado que una de las recomendaciones del Pacto de Toledo es mantener el poder adquisitivo de los pensionistas vinculándolo al IPC de forma indefinida, "para eliminar cualquier incertidumbre".

"Esto va a ser así, va a suponer un cambio de la Ley General de Seguridad Social", ha apuntado, señalando que la fórmula concreta para ello se está ultimando con los agentes sociales.

Entrevistado este lunes en Al Rojo Vivo, el ministro ya defendió que los pensionistas "no van a perder poder adquisitivo, sino ganarlo" y avanzó que las pensiones se revalorizarán "con un mecanismo que va a estar ligado al IPC de forma automática". Puedes ver el momento aquí: