El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el decreto que regulará la nueva normalidad en España tras superar el plan de desescalada trazado por el Ejecutivo y acabe el estado de alarma, en principio el 21 de junio.

Aunque hay de plazo 30 días, el Gobierno ya ha iniciado las negociaciones para garantizarse la convalidación del decreto en el Congreso. Este lunes ha cerrado un acuerdo con el PNV. Lo pactado es que, "con carácter excepcional y cuando así lo requieran motivos de extraordinaria gravedad o urgencia, la Administración General del Estado promoverá, coordinará o adoptará de acuerdo con sus competencias cuantas medidas sean necesarias para asegurar el cumplimiento de lo dispuesto en este real decreto-ley, con la colaboración de las comunidades autónomas.

También hay acuerdo con Ciudadanos, por el cual el Gobierno admite mejoras propuestas por el partido de Inés Arrimadas, desde Ciudadanos recuerdan que este decreto forma parte del plan B que pidió para la salida ordenada del estado de alarma.

Bal, en ARV, ha defendido su apoyo al decreto y recuerda que era una condición de Ciudadanos para votar las dos últimas prórrogas del estado de alarma.

Edmundo Bal, en Al Rojo Vivo, ha recordado que esta era la condición de su partido para votar a favor de la quinta y la sexta prórroga del estado de alarma. Ha defendido este plan B para que "tengamos esta herramienta para seguir peleando contra esta epidemia".

Preguntado sobre los últimos acuerdos entre el Gobierno de coalición y Ciudadanos, y sobre la posibilidad de que el partido de Arrimadas apoye los presupuestos generales, Bal lo ha descartado. Dice estar dispuesto a negociar los presupuestos, "pero esos presupuestos que pactó Sánchez con Unidas Podemos, no".

De momento, no hay acuerdo con ERC. Según informa la periodista de laSexta Esther Redondo, durante todo el lunes se ha intentado también llegar a un acuerdo con ERC, pero sin éxito a última hora del lunes. De hecho, lo dan ya por perdido.

La idea es incorporar al texto del decreto las aportaciones de las Comunidades Autónomas y de estos dos grupos, PNV y Cs, para no tener que tramitarlo como proyecto de ley.

Estos son algunas de las medidas más importantes que contempla este decreto.

Mascarillas y distancia interpersonal

Una de las principales es mantener la obligatoriedad del uso de mascarillas para las personas de 6 años en adelante. Según el borrador, al que ha tenido acceso laSexta ,podría haber multas de hasta 100 euros para aquellas personas que no las lleven.

Ese uso obligatorio de las mascarillas también se mantendrá en el transporte público, que adaptará su oferta para que no haya aglomeraciones, quedando exentas de esta obligatoriedad las personas con dificultades respiratorias y/o personas con alguna discapacidad.

La distancia interpersonal seguirá siendo importante, detallando que deberán seguirse manteniendo ese metro y medio o dos metros de distancia. De igual manera, se insta a los centros de salud a dar toda la información acerca de los casos que se den en las distintas zonas del territorio nacional.

Cambios en oficinas, colegios, hospitales

"También se contemplan medidas de organización e higiene para centros de trabajo, centros docentes, hospitales... con el fin de evitar la coincidencia masiva de personas que haga inviable la distancia interpersonal", explicó el presidente del Gobierno.

Medicamentos esenciales garantizados

También ha anticipado que habrá medidas sobre medicamentos y productos sanitarios, garantizando el abastecimiento de medicamentos esenciales para hacer frente al coronavirus, permitiendo a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios pueda otorgar licencias excepcionales para la fabricación de mascarillas, batas quirúrgicas y equipos de protección.

Test a casos sospechosos

"Los servicios de salud de las comunidades autónomas garantizarán que a todo caso sospechoso se le hará una prueba diagnóstica", ha explicado Sánchez, anotando que estos servicios de salud deberán todos los datos pertinentes "para conocer de manera inmediata los nuevos casos y rebrotes".

Capacidad de reacción si hay rebrote

También "se establecerán medidas para capacidad de respuesta ante posibles rebrotes" a través de la elaboración de planes de contingencia. El Gobierno obliga a las comunidades autónomas a disponer, tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días las camas necesarias para responder a incrementos rápidos de casos.

La movilidad, en manos de las CCAA

En cuanto a la movilidad, el Ejecutivo no plantea medidas para regular o limitar la movilidad entre territorios, aunque sí que urge a las comunidades autónomas a prepararse para un posible rebrote de coronavirus.